.
.

29 julio 2011

Hermenéutica






Por MauVenom


Al nacer me fue regalada una tabla de arcilla con glifos inentendibles, me dijeron que era importante. La contemplé durante años tratando de adivinar su significado que recuerdo haber entendido un día, traté de comunicar el descubrimiento pero mi revelación no tuvo crédito en este planeta de combustible fósil, releí insistente aquella revelación pero ante el acoso del calendario y las apariciones mortales perdí la habilidad de entender. Oculté mi tabla esperando recobrar su misión aunque de vez en cuando la sacaba de su escondite preguntándome sus causas.

Pasaron años en los que me volví funcional pero siempre en un ambiente ajeno para el que estuve desahuciado, deseché la instrucción social de comprar un destino y traté de descifrar el silencio resultante pero ante el fracaso decidí abandonar mis pertenencias, huir y no volver, tiré el amor, el drama, el recuerdo y la esperanza, reencontré mi tabla de arcilla y por resentimiento tuve el impulso de romperla pero me contuve así que tomé camino y la llevé conmigo.

No encontré ruta, vagué por sitios lóbregos y conté solamente con el apoyo de tres o cuatro mudos individuos hasta que un desesperado día me topé con un periódico y ente sus letras insulsas descubrí un mensaje trascendente, la transcripción de mi tablilla de glifos, todo cobró sentido, se me otorgó el poder de ver a través y comunicarme con lo invisible pero a cambio perdí el poco mundo común que me quedaba, disminución que no lamento pues prefiero mi nueva realidad. De cualquier manera nunca cupe en el cuarto terreno.

Me he desvanecido dejando pocas cartas de adiós, reaparezco si es necesario pero soy una visión inentendible, incapturable. Dedico el tiempo a mandar mi voz al infinito y escuchar atento la respuesta, he dejado la escuela de la mente, hoy asisto a otra más lejana.

Cambié lo vacío por el vacío.



Imagen obtenida del blog


4 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Eres incapturable pero no te has desvanecido porque el viento te transporta a lugares remotos dejando tu voz en la memoria de los que te queremos, ojalá quepamos en tu nueva realidad. Seres sin rostro ni nombre pero ávidos de tus letras que dejan siempre una profunda reflexión.


Besos Mau.

QUANTUM dijo...

MauVenom

Por un lado está un día soleado; por otro lado está un día lluvioso; usted, MauVenom ¿Qué hace?

Hay veces, que la música se expresa sin necesidad de letras.

[Vendrán lluvias suaves]

marichuy dijo...

¿Será que a veces es necesario desvanecernos para poder 'hallarnos?
¿Perder las tablas-guías, los mapas, y hasta las rutas, salirnos de la zona de confort para por fin encontrarnos, así sea con la incertidumbre?

Beso

LUMPENPO dijo...

Escuelas hay de luz que alumbran los vacíos, la respuesta llega cuando se ha hecho la pregunta, cuestión de tocar las veces justas en la puerta de San Juan. Es el medio día, llegará la media noche y los trabajos comienzan. Escuchemos.

Saludos amigo. Desde otro silencio que indaga...