.
.

22 octubre 2012

Abandono


por Ivanius

Presa del interminable miedo de último minuto, tocó a la puerta. No podía volver atrás ahora.

Luego, el hombre elegido la guió a una habitación al fondo del pasillo. “Allá será la magia”, se dijo.

A la luz de las velas, tragó saliva pensando —como tantas antes que ella— en su marido.

Finalmente, se entregó con deleite a la habilidad de aquel experto silencioso y caro.

Media hora más tarde, estaba radiante de alegría con su nuevo peinado.

"Abandono". Relato de Ivanius. Texto: © chanchopensante.com Imagen: Hair-dress of a Georgian Lady, por W.E. Curtis (1850-1911), tomado de Wikimedia Commons. 

3 comentarios:

marichuy dijo...

Más ansiedad que por el nuevo peinado, la del nuevo corte de pelo. De ese sí he sentido miedo alguna vez, cuando el cambio ha sido muy drástico.

Saludos

Karol A. C. dijo...

Recuerdo cuando en alguna ocasión acudí a un estilista para que me maquillará,si...tenía miedo del resultado

tessycifuentes dijo...

Ese tragar saliva yo lo vivo como si estuviera tragando piedras, más cuando me van a cortar el cabello y justo ese día me decido por un cambio de look. Como la sensación es horrible, no lo hago muy seguido, jeje.
Interesante el juego de palabras. Se presta a muchas historias antes de que llegue el final ;)