.
.

09 noviembre 2009

A media luz

por Ivanius

Antes, él cumplía todos mis caprichos porque podía hacerlo, y se mostraba orgulloso de mí. Las horas nunca eran iguales en este castillo, porque juntos lo llenábamos de luces.


Ahora pasa el tiempo en tonterías: “¿Qué dice mi cosita linda? ¿De quién son esos ojitos?”¿Y ella? Vive en un país color de rosa. Tal para cual, en el trance de la bobería. Yo no los entiendo.

Hace un año, antes de que ella llegara, planeábamos festejar mi cumpleaños con un baile, un vestido nuevo y un paseo para los dos. Hoy tuve que conformarme con un pastel y una felicitación llena de prisa antes de una aburrida reunión de adultos.

Todo eso cambiará pronto. Cuando venga a buscarme mañana, sé que sólo se ocupará de mí, porque me he portado bien y fui generosa y agradecida con todos, además de obedecer como a él le gusta cuando me ordenaron retirarme a dormir.

Después de dar las buenas noches, sólo me falta dejarle una rebanada de mi pastel de cumpleaños con una vela encendida a Rapunzel, mi muñeca de trapo, que ahora duerme en la cuna de mi nueva hermanita.

“A media luz”. Relato de Ivanius. Texto: © Chanchopensante.com. Foto de J. Samuel Burner en Wikimedia Commons.

18 comentarios:

QUANTUM dijo...

Pasos sobre cristal.

marichuy dijo...

Ivanius

Aceptar que ya no se es la consentida de papá, no resulta sencillo... (eso dicen).

Lo bueno es que tiene a Rapunzel... sólo habrá que esperar a que le crezca el pelo...

Abrazos (con frío, frío)

el7palabras dijo...

Bueno, si hay alguien que sabe del tema ese de verse desbancado por el menorcillo en turno es usted ¿cierto pprofesorr?
Y a mí, no me toque ese vals por favor, que así estábamos bien, gracias.

Le dejo un abrazo sin foco ahurrador.

Sonia. dijo...

yo era la loquita que me amarraba el sweter en la cabeza diciendo que era mi larga cabellera... mas de una vez me llevaron a la direccion por no portar el uniforme correctamente, pero es que me hacia mucha ilusion tenerlo larguisimo... que tiempos aquellos.

Quisiera hacer mis caprichos realidad de nuevo... a veces hace falta.

jess dijo...

La verdad es que las hermanas mayores SIEMPRE nos ponemos celosas de quienes nos siguen el paso... pero.... con el transcurso del tiempo, uno es feliz de contar con esos pequeños seres que le dan luz a nuestras vidas.

Saludos Ivanius!

7 words 7 dijo...

Meaningful words in a(n) (appreciable) short tale.

la MaLquEridA dijo...

Como que la historia me parece familiar.

De pronto el dejar de ser la consentida de ¨papi¨no deja más que resquemores.

Algún día te platicaré que hice cuando mi hermano nació y pasé a ser la segunda de a bordo, jeje


mmmm, esa historia... esa historia, me trae recuerdos.


Saludos Iván.

Pelusa dijo...

A juzgar por los comentarios, parece ser una experiencia muy comun... Yo tuve la suerte de ser la menor!
Buena descripcion. Apremiante.
Besos

Ana dijo...

eso de los celos entre hermanos es comunn y mas cuando mucho tiempo se fue hijo(a) unico... solo que el final de tu historia me intriga...
la velita va encendida en el pastel para Rapunzel...
mañana que le habrá pasado a la hermanita?...
esos celos infantiles suelen ir en ocasiones más allá de lo imaginado...
abrazos Ivanius...
=D

Jolie dijo...

bueno... no se a bien que opinar
necesito ser objetiva. Tal vez quizá es lo que está pasando conmigo ultimamente...

si...

a veces me siento muy celosa
celosa de que pasen de largo o que yo tan caprichosa esté exigiendo demasiado o poniendo atención a algo que ni es...

mi hermana mayor dudo mucho que se haya sentido asi, al menos no por esa causa... aunque a bien siendo la mas chica dicen que no termina siendo la consentida
pero eso es un mito...

las hijas menores o últimas de la fila somos victimas de las mayores fechorias de hermanos mayores, somos usados como comodines y hasta como escuderos en casos de emergencia y no siempre como los del quijote


... hay tema para donde
pero la verdad es que hoy quiero quedarme aqui solita sentada a media luz comiendo un trozo de pastel... aunque se bien que nunca me ha gustado el merengue....

Canalla dijo...

Sentí escalofrío... por la suerte de la hermanita. Un abrazo.

Misuangelo dijo...

El relato respira ternura. La vida transcurre cautelosa, con amor, pese a todo.
Un abrazo

LUMPENPO dijo...

Y el pastel se quedó solo, comamos, que la envidia parece genética y a veces tiene cura en rebanadas de pastel. Comamos, antes de que a la Rapunzel le crezca el pelo y en la huida se lleve el merengue. Comamos porque de cumpleaños supe poco...

MauVenom dijo...

Que curioso

no sé si entendí de más o entendí de menos

pero me sucedió lo mismo que a Canalla exactamente

lo mismo

tu cuento me dio escalofrío y se me hizo tétrico... y por la misma razón que a él

pero leyendo los comentarios me pregunto si... no sé

entendí lo justo, verdad Iván?... o me estoy malviajando

Aparte de eso tu estilo cada vez me gusta más Chancho.

Abrazo

Anónimo dijo...

Si confiesas con tu boca que Jesucristo es tu Señor y crees en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salv@.

Romanos 10.

Ivanius dijo...

Quantum: Huellas en el papel.

---

Marichuy: Sí, eso dicen. Rapunzel, sin embargo, parece tener lealtades también volátiles. Abrazos calefactores.

---

Profesor 7p: Usté sabe más que yo de eso. O por lo menos desde hace más tiempo. Un abrazo de corriente alterna.

---

Sonia: Uy, alterar el uniforme para darle un toque personal metió en problemas a más de uno. Eso me han contado. ;) Los caprichos siempre son voluntarios, lo malo es que no siempre son mis caprichos o mi voluntad. Besotes.

---

Jess: Celosas, pero felices. Entendido. :P ¡Saludos!

---

Mr. 7w7: And more to come, pal. Just wait.

---

Malquerida: Espero que no sea demasiado familiar. Dejar de ser consentida por uno no es lo mismo que pasar a ser consentida por otros. Abrazo.

---

Pelusa: También ser la menor es una experiencia frecuente... ;) Besos.

---

Ana: Habrá que preguntarle al papá, aunque quién sabe si esté de ánimo para entrevistas. Abrazos.

---

Jo: El pastel parece haber sido de chocolate. El merengue deja huellas inconvenientes. Beso.

---

Canalla: Es que con este frío nunca se sabe cómo calentar las cosas. Abrazo.

---

Misuangelo: Pese a todo... así es la vida. Un abrazo.

---

Lumpenpo: Cada quien su rebanada, porque sea o no mi cumpleaños, hay pastel.

---

MV: Lo que entendiste, no a todos los personajes les parecería justo, ¿verdad? Gracias. Abrazo.

Paloma Zubieta López dijo...

Me sumo a lo tétrico y agrego concreto, certero, agudo... a mí también me pasó algo similar. Aplausos pa'l don, muy bien merecidos. Esbozo una sonrisa al encontrar de nuevo a Rapunzel y empiezo a creer que hay alguna conexión mágica en el blogbarrio, aunque a mí me llegue diferida por mi propia interferencia. Suya de usted y chanchibesos.

Ivanius dijo...

Paloma: Rapunzel tiene, ciertamente, una magia que es propia y, además (así lo esperamos) incombustible. Chanchibesos (muy) tardíos.