.
.

11 febrero 2010

Divorcio

Por Mara Jiménez



Una vez fui un ser mágico… ¿recuerdas? Casi un hada que te costaba trabajo mirar. Recuerdo que describías mi brillo como “casi insoportable”. Alguna vez, según recuerdo, con el solo roce de mis dedos bastaba para desatar al minotauro dentro del laberinto de tu libido. Tus manos se volvían anclas que enterrabas en mi piel, como si la eternidad te fuera a encontrar momificado sobre mi cuerpo sonriente.

Recuerdo también que llegaste a describir la fuerza de mis pupilas como titanes invencibles, como una fuente infinita de poder que te impulsaba a cargar el mundo sobre tus hombros como el buen Atlas… y era verdad… un día volteaste el ecuador al norte para que yo pudiera ver la aurora boreal en todo su esplendor, y también recuerdo que de manera impía le dijiste que deslucía ante mi estela.

Alguna vez, todo los olores que de mi emanaban eran tus perfumes predilectos. Retozabas gustoso entre mis senos o lamías con los ojos cerrados los dedos de mis pies para excitarme y volverme loca de risa y de deseo. No me dabas flores, decías, porque nada podía distraer a tu nariz de hundirse en catálogo de mi cuerpo.

Y gracias a que tú me lo decías y yo lo creía, surcábamos los cielos, formando nubes barrocas a nuestro antojo, y cuando fornicábamos como animales en medio de esos vuelos se desataba algún huracán en la tierra, y después decidíamos “hacer el amor” aunque fuera cosa de eros hacerlo, y los campos florecían y la brisa del mar nos mecía acompasadamente.

Todo eso se esfumó.

Todo lo dejaste guardado en la gaveta de la oficina, Zeus.

Hoy me dices que sigo siendo una diosa, que como tal tengo obligaciones. Que debo de dar el ejemplo a los mortales de fidelidad a mi hombre, aún cuando se sepa en toda esta maldita montaña que mi hombre se revuelca feliz con cuanto entrepierna le cruza por delante. Aun cuando al tratar de mirar a mi sexo me encuentre solo con un vientre roto que ha cargado a tus cuatro hijos.

Es por eso que mandé a sentarlas a todas sobre hierros calientes con la piel desnuda, a todas tus amantes, o al menos a todas las que yo conozco; pero no me sentí mejor. Ninguna de mis venganzas se iguala a nuestros incestuosos encuentros, aquellos cuando me hiciste Diosa de verdad, cuando reventábamos al universo a punta de deseo. ¿Lo recuerdas, querido Zeus?

Es por eso que con la última gota de la sangre otorgada por nuestros padres, y con el último aliento de fuerza que la venganza hueca me ha dejado, me voy del Olimpo (maldito barrio carroñero), a buscarme la vida y los placeres que aun puedo tener. A darme gusto por lo que me plazca y por donde me plazca, pero sobre todas las cosas, a no tener que ser un ejemplo para ningún ser mortal o inmortal. Voy a vivir la vida, la mía.

Con esta epístola quedas libre… o mejor aún, más claro: Estamos divorciados.

Alguna vez tuya

Hera.


Imagen que acompaña: Monte Olimpo en Marte





Safe Creative #1002125507340

28 comentarios:

Lulu... dijo...

Sabes? Me adentre tanto a tu historia, la sentí tan mia....
Me dijeron por ahí en un momento de querer dar una segunda oportunidad:- Una persona que vuelve con su ex deja de ser interesante y sobretodo inteligente.
Yo aún sigo confundida... Y han pasado 4 años.

Besos miles!

Ivanius dijo...

Muy oportuna historia para recordar que los dioses (y las diosas) podrán parecer personajes cubiertos de azúcar pero conservan (y usan) sus poderes. Gran relato, Mara; siempre es bueno leerte. Beso.

Sonia. dijo...

sera suficiente el divoricio para hacer desparecer todo aquello?... ja!, ojala fuera tan facil, ni los dioses lo aceptarian de esa manera.

te quedo muuuy bueno nena!

un abrazote

Canalla dijo...

El panteísmo era muy promiscuo... los abogados hubieran hecho su agosto con tanto demandante.
Te mando un fuerte saludo.

jess dijo...

¡Qué epístola tan padre!!

¿Sabes? Las cartas terminan por encantarme, desnudan el alma de los remitentes.

.... y corroen el corazón de los destinatarios.

Definitivamente, la historia de los amantes, son mis favoritas.

"... Y voy buscando por los balcones, bellas Julietas para mis canciones, y hacerles los honores."

Tienes un estilo muy padre de redactar Mara.

¡Un abrazo!

Pelusa dijo...

Excelente historia para romper la dulzura empalagoza del dia de San Valentin! (que no es que no me guste, solo que me parece demasiado 'enmielado' por los que se enriquecen a su costa).
Y bueno, eso sucede cuando se vive solo de la pasion, que es algo tan efimero -aunque arrebatador- y que cuando desaparece deja solo cenizas... Lastima que tambien le suceda a las diosas.
En todo caso, estoy segura de que, despues del divorcio, fueron felices para siempre!
Besos, mi Mara. Se te extraña!

QUANTUM dijo...

La delgada línea

Inicia el día, leo un poco y escucho una simpática canción.

Mara Jiménez, los buenos días !!

En el contexto de este post, si existen conflictos a raíz del sexo como actitud ¡¿Seria mejor ser seres ASEXUALES?!.

Se dice que en algunos casos(¿?), el hombre da amor por sexo y la mujer sexo por amor; entonces surgen los malentendidos...los problemas. Esto me hace imaginar que de los dioses del Olimpo, alguno se estaría riendo de la tragicomedia de los mortales entorno al "amor".

El amor, pienso, no es necesariamente un dulce que empalaga sino una ternura espontánea; INTENSO, desde luego que lo es.

Mara Jiménez, procuremos disfrutar el día !!

QUANTUM dijo...

A este blog y sus nobles anfitriones:

OfreZco disculpas por mis faltas de ortografía que haya expresado o pudiera expresar.

Por su hospitalidad, gracias !!

Jolie dijo...

Yo siempre que leí sobre los dioses me confiaba en que la filetidad no podá caber tampoco en ellos puesto que sus comportamientos aun en plenitud sobrepasan los impulsos vitales es irónico pensar en Hera como protectora del hogar aunque con esto reafirma lo que siempre supe de ella su gran intelecto. Zeus aún poosedor de orden y espiritu su mayor complejo es que al acaparar autoridad pretende controlarlo todo

incluyendo sus infidelidades y sucumbir ante varias mortales en formas naturales...

Besos Mi Mara

emilio dijo...

Y es que el amor pasa, y llega ese desamor, dolor, sensaciones de esa soledad buscada o no.

Bello relato, real como la vida misma.

Un abrazo.

marichuy dijo...

Mara

Tal pareciera que en materia de amores y así en la tierra como en el cielo... la promiscuidad, infidelidad y despecho son la norma.

En un mundo así, como dice Canalla, los abogados hacen su agosto y los corazones de pollo se rompen una y otra vez. Lo bueno es que Hera, no parecía tenerlo así.

Besos

jota pe dijo...

-- Marita, que de dioses es amar pero en esta mortalidad que desnudaz es dificil distinguir lo divino y lo mortal... prefiero imaginar a una diosa de carne escribiendo estas historias, besos!

Mara Jiménez dijo...

Lulu: Es que el desamor es universal, todos hemos pasado por esa ruptura de lo mágico... hasta los dioses. Un beso.

Mara Jiménez dijo...

Ivanius: En el caso de los griegos, siempre se cubren de azúcar, hiel y un poco de miasma, ejejejeje. Por eso me caen bien... por humanotes! Besos, varios.

Mara Jiménez dijo...

Sonita: Claro que no! Es imposible borrar lo vivido y lo sentido, ¡gracias al cielo!

Mara Jiménez dijo...

Jess: Es que los amantes, los amores y los desamores son cosas que nos competen a todos. ¿Quién no quiere ser el prota de su propia película? Un besito.

Mara Jiménez dijo...

Pelusita: Ni me acordaba que el mentado 14 de febrero estaba cerca... es que me cae re mal. Imagínate si a los dioses les va como le va... lo alerta que tenemos que estar los mortales. ¿Después del divorcio? Les volvió a pasar! jejejejejeje. Un besito, Pelusita!

Mara Jiménez dijo...

Canalla: Pues mira que hasta después se dieron cuenta los romanos y fueron los que crearon la monstruosa profesión! Jajajajajajaja! ¿Cómo será ser abogado de un Dios? Buen reto! Besito Canalla! Aunque tenga miles de deudas contigo... =(

Mara Jiménez dijo...

Quantum: ¿¿Asexuales?? que los dioses nos libren de tal maldición!!!!!! La intensidad es la montaña rusa de la vida. Un abrazo!

PD: ¿Cuáles faltas de ortografía, tu?

Mara Jiménez dijo...

Jolie: Esos dios perfectos e inmaculados pertenecen exclusivamente al pensamiento judeo cristiano... por eso se están quedando sin adeptos... por perfectos. ¡qué flojera! ¿no crees? Un besote.

Mara Jiménez dijo...

Emilio: y después del desamor vuelve el amor un día, y hasta nos olvidamos de lo que dolió la última caída. El que se queda estático, creo que se momifica! Un abrazo!

Mara Jiménez dijo...

Marichuy: Ley universal... que tire la primera piedra el que esté libre de pecado! jejejejejeje. Un besito.

Mara Jiménez dijo...

Jota Pé: hay que observar a los dioses... y tratar de no repetir sus divinos errores! Y que la mortalidad nos absuelva! Un beso grande! Gracias.

QUANTUM dijo...

Mara Jiménez:

Un abrazo fuerte !!

MauVenom dijo...

Según yo

la solución para no violentar al Olimpo es negarle la oportunidad de hacerse humano

para eso hay que retirarse a tiempo o en el último de los casos darle a la situación una solución heróica

pero nuestra ignorancia y el hambre de posesión no nos dejan tomar decisiones históricas, eso es de Dioses ... y al final no somos más que pobres mortales que se ilusionan y se divorcian.

Beso

Paloma Zubieta López dijo...

Comadre querida: me voy con buen sabor de boca al ver el Olimpo convulsado... ¡me encantó! No nos prive de sus artes tanto tiempo, ya no me caben las saudades... Beso inmenso de acá.

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Auuuuuuuuuuuuuuuuuuu una loba en el armario, a eso me sonó.
Que difícil cuando llega el tiempo de partir.

SKIZO dijo...

In your honour and in the honour of wall the Writwrs and Poets, I published an ilustration.