.
.

26 mayo 2011

Genesis narrant






Por MauVenom


Mi día es lo que él escoja
Dura lo mismo. Hasta que quiera
Mi día es su vida misma. Y mi vida es de nuevo
lo que él decida

me he desnudado
por placer intransigente
ante él
y busco momentos

pero me detiene el tiempo
y mi pobre resistencia
que presionan a esconderme
viéndolo de lejos dominar

con envidia

y cierto placer
morboso. Culpable

Podría ser tu piel la que recorre
tómalo, privilegiado
como la mía ayer, y si quiere mañana
de él depende
como siempre
que escalde... o lo espere
que sude
o hiele

Un día en mi vida es qué en la tuya

reformas madrugadas en promesa
ocasos en creencia
y de mi historia
haz hecho un calendario desigual

Sin embargo

lo que de ti me importa es la propuesta
tu designio
la jurisdicción de tu formidable potestad
y hasta doce razones
que en destinos tornas

tan absurdo
y certero

No eres uno
y eres días
eres la existencia
completa
aunque compartes
porque hay quien en otras horas despunta
a expensas de tu fuerza luce
su cambiante belleza
y majestad

Erotismo
por supuesto
si mi vida es, como digo, lo que escoges
y mi cuerpo
se subordina

pero compartido
eres, por horas
y velado
para poderte tomar

O me matas. Nos matas

te damos la espalda
pretendiendo que no existes
y vivimos la utopía
obscura
de evadir materia
pero avivando
siempre
nuestra visceral necesidad

Sigue ardiendo

eres un día
eres todos
aquí o en la distancia inmensurable
para estos exiguos seres
que en cada audiencia de arcaico pagano
imploramos verte volver
a cubrir la corteza ya curtida
con tu primaria fuerza

otros quinientos millones de años
quizá
o al menos
ochenta y seis mil cuatrocientos segundos
más.
*
*
*
Biblia in primo capitulo libri Genesis narrant Deum solem una cum luna creavisse.

En el cuarto día Dios colocó el Sol (la luna y las estrellas) en el cielo para gobernar los días (Versículo 17). Pero estos fueron creados en el Principio.



Imagen: NASA


7 comentarios:

MauVenom dijo...

Escribí este raro texto hace ya tiempo

siempre he pertenecido al Sol, me percibo como una de esas plantas tropicales que crecen sin control (externo o interno) y en su exageración parecieran alcanzar la luz

el astro que nos domina en su batalla personal nos transforma y últimamente me tienen tan atento, tan mareado, que me fue irremediable regresar a este texto, lo leí y decidí publicarlo de nuevo.

la MaLquEridA dijo...

Dios creo el cielo, el hombre el infierno, dios escoge cuando, dónde, cómo dejaremos esta vida, según las enseñanzas de nuestros padres, el hombre ni siquiera sabe cómo vivir, va por la vida quejándose amargamente sin hacer nada por cambiar la vida mediocre que eligió.

Dios promete la gloria eterna si nos portamos bien, entonces la gloria eterna nadie la merecerá, dios se quedará solo disfrutándola mientras el hombre se quema en los infiernos.

Dios creó al hombre a su imagen y semejanza lo que se le olvidó fue darle corazón, el que tiene no le sirve, quizás debía hacer otro universo con seres perfectos o quizá debía esperar a que nosotros mismos nos destruyamos, da igual falta poco según.

la MaLquEridA dijo...

Y yo que pensaba que hablabas de dios, equivocada estoy.

marichuy dijo...

Mau

Tu texto y tu forma de mirar, admirar, al sol, es muy interesante. Yo no me considero hija del sol, sino más bien de la luna. Y a últimas fechas el sol me tiene asolada. De veras. Ahora con las paranoias del fin del mundo he llegado a pensar que éste llegará mediante el fuego: el sol nos inundará. Y ahí la lleva: hay días que casi temo caer fulminada. El sol y yo no somos tan compatibles. :P

Beso

MauVenom dijo...

Malquerida

sabes que llevo una relación absurda, íntima y casi caótica con lo religioso pero si me dijeras que el sol es Dios... te diría que al menos es su representante más cercano

por lo cual no estás tan equivocada.

Besos y gracias como siempre.

MauVenom dijo...

Mari

Soy hijo del sol definitivamente pero igual que tú últimamente siento que mi origen se ha convertido en un reto

será que como el amor mismo, el sol me trae mareado, asustado, maravillado y temeroso pero doblegado y fiel al fin.

Coincido contigo en lo del fin del mundo... sea como sea y para quienes sea es a través del fuego que esta vez nos va a tocar.

Besos y como siempre, gracias por leerme.

Ana dijo...

Hola! y es un hola asi... como con pena...
muy hermoso lo que escribes... y hay una frase que encierra esa necesidad de querer no pertenecer cuando ya se ha dado todo...."un día en mi vida es qué en la tuya" ...
no sé si me entiendas pero... en fin!
un placer como siempre leerte...
abrazos
=)