.
.

17 agosto 2009

Una noche de Agosto.

*
Por Jess
*
*
He leído que en la India, mi labor es una de las más soñadas por el común denominador de las personas de bajos recursos.

Así que cuando tuve la oportunidad de conseguir este empleo, no titubeé un segundo en aceptarlo.

“El señor” es el clásico junior que tuvo la suerte de nacer en el seno de una familia rica.

Me he vuelto partícipe de todas y cada una de sus bajas pasiones.

Sé que le gusta tomar whisky en las rocas.
Sé también, que no sabe controlar el alcohol cuando está en compañía de sus amigos de farra.
Y sé que “se corta la borrachera” en un dos por tres…. Inhalando.
Sé que es déspota con la gente que tiene menos que él.
O sea, que es déspota con todo el mundo.
Sé que es verdaderamente patán con las meretrices con que se acuesta.
E igualmente ofensivo con los hombres que lleva a su habitación.

Todos lo soportan porque todos ellos, de los que se sirve, y en los que se funda su vanidad, buscan su dinero.

Incluso yo.

Pero no siempre fue así.
Tuvo un destello de humanidad hace poco.

Cuando conoció a Natalia.

Si me preguntan, la primera vez que vi a la señorita Natalia, pensé que “el señor” estaba harto de prostitutas glamorosas, rubias falsas y entalladas en satín, porque Natalia no era tan físicamente atractiva como las otras, y sonreía naturalmente a cada instante.

Y cosa rara, cuando ella sonreía, el señor, que siempre era de piedra, sonreía al unísono.

La señorita Natalia vino a esta Ciudad como representante de uno de los clientes de la empresa del señor.
Y en esas reuniones de negocios, fue cuando se conocieron.
Ella regresaba a su ciudad de origen cada lunes por la madrugada, y hacía arribo aquí, a la Ciudad capital, cada viernes por la noche.

Yo era el encargado de pasar a recogerla al aeropuerto, y llevarla en un inicio al hotel donde pasaba el fin de semana, y con el transcurso del tiempo, al pent house del señor.

Ella fue y ha sido hasta el día de hoy, la única persona que no llegó buscando la fortuna del señor, sino su compañía.

Durante el par de años que salió con Natalia, nadie más compartió la cama del señor.
Y durante ese tiempo el trato del señor hacia nosotros, sus subordinados, fue suavizándose poco a poco.

Igualmente, conforme transcurrían los fines de semana, me iba dando cuenta por qué el señor se enamoró de Natalia.

Realmente era una chica linda y natural, noble e inteligente, simpática y efusiva, nada plástica ni superficial, y al día de hoy, no sabría decir si ella era más hermosa por fuera o por dentro.

Recuerdo con tristeza, la última vez que pasé por ella al aeropuerto.

Ella parecía tan feliz, tan enajenada y reía más de lo acostumbrado.
Iba vestida de blanco, y su vestimenta contrastaba con la oscuridad de la noche.
Siempre me trató generosamente, aún cuando yo era el simple chofer del señor.

Por alguna extraña razón, esta vez no traía maletas.
Bajó del carro corriendo al ascensor, y yo me quedé lavando el exterior del vehículo esperando recibir la indicación de llevarlos a cenar a algún lado.

No pasó mucho tiempo, porque todavía no terminaba de limpiar el vehículo, cuando de reojo ví una sombra salir a la calle.

Si hubiera sabido que se trataba de ella, hubiera corrido tras de sí para suplicarle que no se fuera.

Poco tiempo después supe que el padre del señor había condicionado la transmisión del 99% de las acciones de su empresa a su hijo, si se unía en matrimonio a una mujer de alguna otra familia de renombre.

Pero si el señor se casó o no, con esa niña rica, yo nunca lo supe.

Renuncié cuando el señor volvió a ser un patán desgraciado.

Y volvió a emborracharse con whisky, encamándose con cuanto tipo o tipa se encontraba, buscando siempre llenar el vacío que había dejado Natalia.

Nunca supe tampoco qué sucedió con la señorita Natalia.

Sólo sé que partió de nuestras vidas, una noche de Agosto.

22 comentarios:

marichuy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
marichuy dijo...

Jess

Ay querida, qué te puedo decir. A esos niveles, el dinero y los poderosos intereses priman sobre todo lo demás. Y cualquier cosa, la que sea, queda supeditada a ellos, como si del siglo XV estuviéramos hablando... y lo mismo en la India que aquí y en China.

[Ejem y luego no quieres que yo escriba esos horribles post que rezuman feminismo… en mí, que ni feminista me considero, jeje].

Saludos

Un Hombre mirando al SudOeste dijo...

mmm Si el primar de los intereses económicos esta principalmente como dice marichuy en las altas esferas de la sociedad... pero esos amores q eternos de cuyas perdidas nos lamentamos la vida entera, de los cuales no nos podemos olvidar y nos hacen caer en profundos abismos de autodestrucción, están por todos lados... A algunos la autoflagelacion nos golpea la puerta a diario

Ivanius dijo...

Esto de la "escritura serial" promete...

El chofer sonó a buen personaje, ojalá aparte de voz de narrador tenga más participación. Saludos.

CANTO EN FLOR dijo...

Hola Jess:

Me parece que es un buen texto que invita a ponerse en los zapatos de cada uno de tus personajes para poder opinar y ésto construiría otro cuento.

Pero como es tu cuento, me lo quedo como lo has contado, un cuento real,actual,vivo, triste con algunas notas de melancolía y suspenso...

Un abrazo y gracias por compartir!

Pelusa dijo...

Ya estoy enganchada con los personajes... Hay mas???

Hermes dijo...

Clap clap clap!

Me quito el sombrero..

jota pe dijo...

-- los mas desgraciados de todas las historias siempre son los que las escriben!

MauVenom dijo...

Agosto parace ser algo terrible por lo que últimamente veo

me dejas intrigado y me pregunto si vas entrelazando historias.

Punto y aparte me haces volver a pensar en una idea que no sé por qué ha estado molestando los últimos días y es el como nos transformamos cuando el amor aparece

nos volvemos ilusión, o mentira, o autenticidad o estupidez... qué nos volvemos bajo el influjo de esa química traidora que nos quita la razón y la tristeza al mismo tiempo.

Interesante personaje tu millonario insatisfecho.

Besos mi niña.

Sonia. dijo...

Pues no es mala onda, pero como que te vas especializando en crear personajes 100% odiables para mi... aah, pero hasta parece que te conte el perfil de gente que no toleron gran cosa.

El whisky me gusta sin embargo.. =0p

besitos nena!.

Doctor Gurma dijo...

Eso de dejar el gran amor por el billetazo está de telenovela. Aunque hay algun@s que se doman cuando conocen el amor de su vida y no lo reconocen hasta que se marchó...
Y el whisky... siempre es un buen amigo que mitiga dolores y alguna pena.
Pese a lo previsible, el texto es bueno, felicidades!

Ana dijo...

Hola Jess!
ojala y el whisky tuviera el don que en exceso convirtiera al Sr en cerdito... para que Natalia nada tuviera que ver...
muy buen cuento...

lo malo es que esos cuentos son muy reales...

abrazos

gerapo trezoo dijo...

A veces es interesante ser el espectador. Buena la historia.

Estas historias de desamor ...

Mara Jiménez dijo...

Hay algun tipo de correlación extraña entre el desamor, el wiskey y agosto?? Digo... porque por ahí andamos todos flotando en alguna dee sas dimensiones. Apoyo a los cometaristas que opinan que debe de convertirse en una saga... Ay! que exigentes somos! Jejeje.
Un beso Jess.

PS: Perdón por llegar tan tarde!!! Ya me falta menos para terminar de volverme loca... o sea volver a mi normalidad. =)

jess dijo...

Antes de comenzar a responder en lo particular, quisiera comentarles que en efecto, para quien haya leído mis otros dos cuentos, no he dejado de platicar la misma historia, pero tratando de darle autonomía a cada post.
Les agradezco mucho sus comentarios!

Mi estimadísima Marichuy, jajaja sí era un tipejo patán el protagonista de su historia, pero créeme amiga, tuvo su merecido. ;)
Por ahí estoy visualizando también un personaje que creo encantará a las damas.
Un abrazote y gracias, gracias por ser siempre de las primeras :D

Un Hombre mirando al SudOeste, yo creo que todos en determinada época de nuestra vida, cometemos errores de los que nos arrepentiremos todo el tiempo que nos quede, pero llega un momento donde nos armamos de valor, y afrontamos que la vida continúa, y si nos autoflagelamos a cada rato, perderemos toda posibiliad de volver a encontrar a personas especiales. :)
ánimo, ánimo!
Un abrazote!

Ivanius, ah mira!! Sí te diste cuenta de mi intención con mis entradas en este blog! :D
Okay, okay, tengo muchos capítulos más para darle intervención al chofer.... Me quedé impresionada con "El tigre blanco" de Aravind Adiga jijiji. Y de ahí tomé la idea.
Saludos!

CANTO EN FLOR, muchísimas gracias por tu comentario. De hecho, cada capítulo es contado por una persona diferente, si tienes interés y tiempo, puedes leer las dos entradas anteriores para que te pongas en sus zapatos. :)
Y..... la melancolía siempre será parte imprescindible en mi manera de escribir. Snif.
Saludos!

Pelusa, huy linda, hay todavía muchísimo más! ;)
Gracias por dejarte enganchar.
Abrazos!

Hermes, tú eres un chico muy sensible y sentimental... me recuerdas a mí, ja! Me alegra que te haya gustado.
Un abrazote!

jess dijo...

jota pe, claro, si quien escribe no ha conocido el sentimiento, no el hecho relatado en sí, sino el sentimiento, es prácticamente imposible que transmita algo.
Y... bueno... jiji, tan tan tan desgraciada no soy ;)
Saludos!

Mau, sí Agosto es.... un mes que da para hacer y deshacer, no sé por qué pero Agosto y Noviembre, en lo particular, se vuelven increíblemente inspiradores.
Por otra parte, sí capitán! Es la misma historia la que he estado contando, pero a través de diferentes personajes. ;)
Alguna vez leí "El hombre no cambia, aún cuando lo hagan sus costumbres y las palabras de su boca. Sumérgelo en el río y una vez secas sus vestiduras, será el mismo de antes." (Sinhué el Egipcio by Mika Waltari). Quizás el hombre es noble por esencia, pero las instituciones lo terminan por echar a perder. No lo sé..... Sólo sé que a quien mucho ama, mucho se le habrá de perdonar, como dice ese libro sabio.
Besos sucios capitán!!

Sonia., jajaja sí, ya me di cuenta que te cae mal y si pudieras lo pateabas, yo... yo también lo pateaba, pero antes le daba unos buenos besos porque está muy guapo... así como Cristiano Ronaldo jajaja! y mira!! toda una conocedora etílica! a mí el whisky también me encanta.... etiqueta negra pido siempre.
Un abrazote linda!!

Doctor Gurma, jijiji sí, eso me pasa por haber crecido con Caridad Bravo Adams en lugar de Platón, jaja... y bueno, trato únicamente de cambiar la perspectiva y entender las conductas de mis personajes.
Muchísimas gracias por tu comentario... verás que en el futuro, habrá situaciones imprevisibles.
Saludos!!

Hola Ana, hubiera sido bueno que ese whisky tuviera algún antídoto no? Pero no creas, de que sufrió el desgraciado, sí que sufrió.
Muchas gracias por tu comen!
Saludos!

gerapo trezoo, al final de cuentas, creo que todos somos espectadores de las demás historias, y quizás, nos sirvan de puntos de partida para la propia. :)
.... y sí, me encantan las historias de desamor, a veces las de amor son medias cursis, yo trataré de hacer paralelamente una historia bonita pero con un grado de cursilería aceptable jaja.
Saludos!

Mara, claro que será una larga, larga historia! ya tengo más o menos la idea de todos los demás capítulos, y la manera en que nunca terminaré de contarla. ;)
O bueno quizás, sí tenga final, no sé, a ver qué pasa... hablando de volverse locas jajaja.
Espero que todo vuelva a la normalidad contigo ;)
Abrazos!!

Muchísimas gracias por los comens!
Saludos!!

Jolie dijo...

y es asi que cualquier dia de un verano y principalmente en agosto se añora o acaece un suspiro por aquello que ya no vuelve, aquello que perdimos en algun sitio de el camino y que después pasado el tiempo no sepamos que fue pero sigue presente en un nombre, un olor, un recuerdo o un nombre de 6 o 7 letras

Hermes dijo...

Demonios! MI nombre real tienen 9 letras Jo... jaja!

GA dijo...

Leer esto en una noche de agosto me hace pensar en una noche de febrero. BIEN.

jess dijo...

Leia hermosa, en lo dicho, Agosto es increíblemente inspirador.... ja, si sumara todas las letras con las que he recorrido historias, me faltarían páginas para escribir....
Un abrazote nena!

Hermes, comprimámoslo para que quede en 6 ó 7 letras entons ;)
Saludos!

GA, :) qué gusto que te haya agradado, si alguna de las palabras toca la fibra, la intención de quien escribe, ha valido la pena. :)
Saludos!

Alfonso dijo...

Me encanto tu historia chiquitina, es curioso como el amor puede llegar a cambiarnos, hacernos mejores personas, o llegar a alegrar nuestras vidas... o hacernos unos autenticos desgraciados
Saludos chiquitina

jess dijo...

Hey chiquitín!!

Viniste!! :D

Sí, ese sentimiento puede transformar nuestro mundo... tanto interno como externo.

Me alegra que te haya gustado-
Un abrazo!