.
.

29 noviembre 2012

VII.

 
 
Por  Aparicio.
 
 
 
 
 




Si Dios fuera caballo

le soltaría  la  rienda

y dejaría que me llevara.

 

Si Dios fuera  caballo

me gustaría   ser su sangre.

 

No me acercaría a sus patas traseras

por aquello de las patadas.

Aunque de Él serían golpes de fe.

 

Si Dios fuera  caballo

sería blanco como el silencio

O como el  aire de Comala.

 

Hoy en  la noche

voy a cabalgar  en Dios.
 
 
 
 
Poema  incluido en;
Cartografía de  la  literatura Oaxaqueña II
Editorial Almadía
2012.
 
Imagen;
Maritza Andrade.
Técnica
Pastel sobre papel.
 
 

10 comentarios:

Alejandro Aparicio Morales dijo...

Gracias a Maritza
por la pintura.
saludos...

Sonix dijo...

hermosa pintura


tus letras tan profundas como siempre.


saludos!

Alejandro Aparicio Morales dijo...

Sonia!!! Gracias
estás muy ausente, ya no sé nada de ti,

saludos grandes!!!!

José A. García dijo...

De vez en cuando hay que pegarle una buena domada al tal dios, si.

Suerte!

J.

MauVenom dijo...


Dios es caballo

uno muy veloz y lento... uno fuerte y casi imperceptible

que me transporta y me lleva entre sus patas

cambia de color y desaparece en la niebla.

Yo sé poco de caballos.

- - -

La pintura de Maritza Andrade es una maravilla también.

Abrazo

Alejandro Aparicio Morales dijo...

Gracias Mau!!
saludos grandes :)


maritza as dijo...

Muchas gracias.

Me encanto el poema, gracias por la oportunidad Alejandro.

Alejandro Aparicio Morales dijo...

Besos para ti querida Maritza
gracias por hacer esta pintura para mi poema.
abrazos...

LUMPENPO dijo...

Poesía y caballo, divina dualidad Ivanius. La pintura espíritu del viento que cabalga.

nancy dijo...

Hola ale. Me gusto mucho tu poema. En hora buena amigo