.
.

20 julio 2009

La vida es Bella.

*
Por Jess
*
*
Hoy será una noche especial.

Sé que te amo profunda e irracionalmente.

He dejado de lado mi carrera profesional, mi ascenso y su consecuente traslado a aquélla ciudad extranjera, por seguirte a donde quiera que te dirijas.

Me enviaste un regalo de aniversario casi tan sensual como el de hace un año.

Me dejaste un mensaje en mi contestadora y me pediste efusivamente que llegara a tu pent house a la misma hora en que nos vemos cada fin de semana.

Tu chofer pasó por mí a la hora acostumbrada, mientras recorría las calles de tu Ciudad, el sonido extasiado de tu voz no dejaba de hacer eco en mi mente, mientras el aire desacomodaba mi escote y dejaba entrever el encaje negro de la lencería francesa que me habías enviado.

Recorría cada momento importante de nuestras vidas, la manera absurda e irónica en que nos conocimos, nuestra primer mirada entrecruzada, cada recóndito lugar esconde entre sus sombras besos, caricias y orgasmos.

Entré al ascensor, acomodé mi pelo, recibí un mensaje extraño de un número conocido a mi celular, titubeé en entrar a tu encuentro, miré la hora, negué con mi cabeza y subí hasta tu habitación.

La puerta estaba emparejada como siempre.
Giré la perilla y noté cómo mis manos temblaban.

Estabas de pie. Dándome la espalda. Mirando hacia tu balcón.

Pude ver una botella de whisky vacía en la mesa.
Y una botella de Möet sin abrir a su lado.

Volteaste a verme.
Tu corbata estaba desaliñada.
Parecías un poco ebrio.
Pero sabía que la ocasión lo ameritaba.

Sonreíste, y vi esa expresión con la que me enamoraste la tarde en que te conocí.

Señalaste ese sofá azul que era mi favorito.

Asentí, sonreí y tomé asiento.

- “Neftalí me envió un mensaje muy extraño. Dice que es urgente que vaya a verlo a su casa. Estaba pensando en las distancias, y …. Si no tenemos nada importante qué hacer esta noche, llegaría nuevamente a tu lado antes del amanecer y….”
- “Natalia….” – interrumpiste.

Era la primera vez que tu acento no era firme. Yo estaba a punto de arrojarme a tu cuello y decirte lo mucho que te amaba, que había renunciado al ascenso que soñaba desde el momento en el que entré a laborar, y fue cuando te sentaste enfrente de mí y proseguiste mirando hacia la botella de champagne:

- “Soy el heredero de una gran fortuna. El hasta ahora, último miembro familiar de una estirpe de 120 años. Y no puedo… no quiero… no debo seguir solo este camino. He decidido formar una familia. Y quiero… casarme.”

Busqué tu mirada. Te ví nuevamente. Ví la pasión, tu pasión tan característica en tus ojos de fuego, sonreí, te miré, abrí mis labios y antes de que pudiera decir palabra alguna, continuaste:

- “Me casaré con alguien más.”

Te observé atónita, había un nudo en mi garganta, mi cerebro no procesaba lo que acababa de escuchar.

- “Natalia eres la mujer más increíble que he conocido en mi vida, eres inteligente como ninguna otra, siempre me haces reír con tus ocurrencias, junto a ti descubrí cualidades que no sabía que poseía, eres genial en la cama….”

- “Soy lo suficientemente vanidosa para percatarme de mis cualidades… pero lo suficientemente ególatra para darme cuenta de mis defectos…”

Estuve a punto de tirarme a tus pies para rogarte, suplicarte que no me dejaras, tú eras mi vida, sin ti yo no era nada..

- “Soy una figura pública… Mi linaje exige unirme a alguien de similar nivel socieconómico y ….”

Desviaste tu mirada, te paraste en tu balcón nuevamente, me diste la espalda, y yo con mi corazón destrozado, y sin ningún futuro por delante, ahogando mis lágrimas para no sollozar delante de ti que tan estúpidamente denigraste mi calidad humana, salí de ahí para no volver jamás.

Era ya de madrugada, y las calles de tu Ciudad artificial de falsos ídolos se iba quedando tras de mí.

Me detuve en ese jardín de piso de piedra.
Me arrodillé al no poder dar un solo paso más.

Estallé en lágrimas mientras golpeaba el suelo con mis puños y mis antebrazos.

Mi piel no resistió más la fricción y comenzó a sangrar abruptamente, mientras yo, sin poder contenerme y con mi pecho estallando de dolor, repetía sin cesar, una y otra vez, las cuatro palabras con las que se titula este post.

17 comentarios:

Un Hombre mirando al SudOeste dijo...

No era el momento de que su belleza se manifestase frente a ella, las relaciones son etapas de nuestra existencia y debemos tomarlas como lo q son, quizá queremos atesorarlas por siempre, aveces, pero en ocasiones debemos dejarlas volar y guardarnos los bellos momentos q tuvimos... la vida es bella, no se... eso lo sabremos cuando exhalemos nuestro ultimo aliento y hagamos la gran suma final...

(debo empezar a escuchar mis reflexiones)

yo creo q, hasta el momento, la vida es bella... pero eso... q sea un secreto entre nosotros...

Sonia. dijo...

En tan buen concepto que tengo a los del sexo feo (como diria doña Borola Burron)y tu me haces ver con lupa cada ejemplar de pataneria que voy a terminar huyendo de este planeta.

Definitivamente de que los hay... LOS HAY! de eso no queda la menor duda, mas alla de la crudeza del personaje y la frialdad de vivir un momento asi de cruel que es para mandarlo a freir esparragos por la eternidad, me parece que estas palabras tuyas son mensajes de recordatorio para andar bien alerta.

La vida es bella... pase lo que pase, no hay que olvidarlo.

Un besito nena!

Pelusa dijo...

Y me das una razon mas para confirmar mi idea de que las mujeres deben saber mantener su propia vida y no anularse frente a los hombres... No es feminismo, no! No soy feminista ni en broma. Es puro sentido comun.
Excelente representacion, Jess.
Abrazos!

Canalla dijo...

Pues sí, aunque para que alguien USE a otra persona se necesita que ésta se deje usar, ¿no creen? Lo bueno es que en este caso es pura ficción, y cualquier parecido con la realidad es mera casualidad... a veces. Saludos.

Ivanius dijo...

Podría no ser una viñeta de la vida real. Pero tal vez tampoco lo sea. A veces, lo que vivimos resulta ser como lo contemplamos. Saludos, Jess.

Doctor Gurma dijo...

¿Cuatro letras o cuatro palabras con las que se titula el post? En fin, la idea está dada y me parece que bien le tocó un destino muy ameno para el nivel de sumisión en el que se estaba colocando. Pudo casarse con ella y terminar como objeto de decoración en casa de opulente dueño ("de nivel socioeconómico diferente")de su vida... No cabe duda que la vida es bella aunque de primeras no sepamos verificar la verdadera belleza de sus lecciones

Ana dijo...

Hola Jess!
la vida es bella... y si, nuestra obligación es que hay que disfrutarla mientras dure... libres...
un abrazo
=D

Gustavo Puntila dijo...

Uy pasé por muchas sensanciones. Muy bueno. Enlazas el final con el principio deliciosamente.

Un gran abrazo.

marichuy dijo...

Jess

Tiene razón Ivanius. Ojalá esto sólo pasara en los relatos o en las películas, pero en la vida real hay más de un ejemplo.

En fin, creo que lo único que queda como consuelo ups... es pensar que ella de libró de un hombre egoísta. Y también el duro aprendizaje, de nunca volver a supeditar sus intereses y su vida, a los de una pareja... por maravillosa que sea.

Saludos

jota pe dijo...

-- jess, la cochina vida es mas utilitaria, las mujeres mucho mas fuertes, saludines!

el7palabras dijo...

Y lo que más me enoja es el epílogo; bueno, ni tant epílogo.
Más bien la historia subsecuente, que se repetirá una y otra vez ad nauseam...

El tipo la vuelve a llamar.
Ella corre a sus brazos y lo vuelve a dejar todo.

Flamazo.
Decepción.

Llamada.
Brinco al vacío.
Rotura irreparable.


Y así.

Ash, y sí sucede que es lo peor.

gerapo trezoo dijo...

Al menos se libro del falto de tanates que no se atrevió a vivir su propia vida.

Hablo por mi al decir que la Vida es bella. Me gustaría que este sentimiento pudiera ser masivo.

alejandro aparicio morales dijo...

grandioso en cuanta la narracion
pero el tema si es muy fuerte
delicadamente cierto
estoy de acuerdo con comentarios de arriba
las mujeres deben de ser independientes
los hombres bueno algunos son una verdadera pena
un abrazo
que tengas un gran dia.

MauVenom dijo...

Cuando leo tus cuentos siento que te desdoblas

que eres dos personas

aparece una narradora emocional que me parece sacar palabras de lugares lejanos o soñados que de alguna forma han sido vividos siempre por ti

te podría dar ejemplos claros de esto.

La vida es exactamente así. Real. Me gustó mucho. Me gustó el final

sera que...

mejor me quedo en aplaudirte y mandarte un beso con cariño.

Te repito, me gustó mucho.

Mara Jiménez dijo...

¿Será entonces que creyó que el amor era un desperdicio? Le puso un precio a la vida conocida, y perdió la oprtunidad de hacer magia... ¡pobre! hay otro post pendiente que describa su infelicidad posterior...
Un beso.

jess dijo...

Un Hombre mirando al SudOeste, todo, absolutamente todo en esta vida son etapas, totalmente de acuerdo contigo. Y nuestro secreto queda aquí, nadie se enterará del club al que pertenecemos. ;)
Saludos!

Sonia., jajaja linda me da risa que las dos entradas en que he posteado de él, te has expresado de la misma manera jajajaja..... sí, ya vi que odiarás con odio jarocho a ese personaje.
De que los hay, los hay nena, y de que hay otros que valen muchísimo la pena, también los hay. ;)
Abrazos linda!!

Pelusa, claro! creo que no debemos anteponer los sentimientos a la razón.... lástima pues... que a mí muy pocas veces me salga bien... snif..... alguna vez.... estuve a punto de renunciar a mi carrera.... ya es caso cerrado.
Saludos!!

Canalla, claro, es mera ficción.... cosas de estas nunca ocurren.... (bola de paja pasando) (música del salvaje oeste) jijiji...y pues, por ahí la sabiduría popular dice que "el hombre llega hasta donde la mujer lo permite".... saaaaabe!
Abrazos!

Ivanius, y a veces lo que vivimos no resulta ser como lo contemplamos.. qué se le va a hacer no? uno siempre se la juega, apostándole siempre a ganar... a veces... nomás nos falla un poquito.
Saludos!

Doctor Gurma, hey gracias por la aclaración... se me fue caray.... pfff la cereza en el pastel se me va... Gracias por la correción. ;)
Yeap, pudieron haber pasado muchas cosas... pero... creo... que hubiera acontecido lo que hubiera acontecido, la vida, seguiría siendo bella. ¿No crees?
Saludos!

jess dijo...

Hey hola Ana!
totalmente de acuerdo... a disfrutar la libertad que es el mejor regalo de este mundo.
Un abrazo linda!

Gustavo Puntila, hey mira! qué bonito comen... siempre trato... he tratado... de transmitir algún sentimiento a través de las letras... y busco desesperadamente, entrelazar destinos, inicios y.... finales?
Abrazos!

marichuy, efectivamente... aunque... ja sentí venir un meteorito hacia mí..... alguna vez en mi vida, fuí totalmente irracional.
Y... por raro que parezca.... espero poder volver a ser irracional... porque ahora, no soy la puberta de antes.
Saludos linda!

jota pe, ah sí, eso sí, las mujeres somos mucho más fuertes de lo que se le pudiera adjudicar al género débil. ;)
Saludos!!

el7palabras, bueno.... no era el epílogo que yo tenía en mente jaja, pero igual y Natalia es tan tonta que sí terminó perdonándolo... mujeres... ash.
:P
Saludos!!

gerapo trezoo, sí... se libró momentáneamente de él... y para siempre de su lado superficial.
Ahhh miren, debemos formar un club de los que creemos fehacientemente que la vida es bella.
Muy bien, muy bien!
:D
Abrazos!!

alejandro aparicio morales, me temo que algunas mujeres... no sabemos manejar la independencia... snif...
Pero sí, seguimos tratando de salir adelante, cómo no!
Que tengas lindo día también tú!

Capitán, será que..... vamos, vamos.... sé que quieres decírmelo! ;) y sí... me desdoblo.... hay una parte en cada de mis historias, que es reflejo de mi vida. Mira nomás, no puedo fingir contigo Mau!!
Gracias por tus comentarios, siempre tan gentiles!
Besos sucios galán!!

Mara Jiménez, mira!! mi primer entrada habla de su infelicidad posterior! adivinaste perfectamente el siguiente capítulo!
Un abrazo!

Gracias por los comens!
Saludos!