.
.

08 abril 2010

recuento de tu ausencia


Como sabes, a lo largo de mi vida he acumulado manías producto de la deformación, más que formación, que artes como la literatura y el cine, sobre todo, han obrado en mí. Y me pasa que no pocas veces termino por proyectarme, buscarme y hasta hallarme –faltaba más- en las historias vividas y contadas por seres ajenos a mí y a mi mundo. No hace falta decirte más, pues esta extravagancia, para no llamarla ridiculez, nos unía… como tantas otras cosas. Sin habernos buscado ni tener en mente –porque no venía al caso- el quimérico hallazgo de nuestra otra mitad, tú y yo nos encontramos; par de extraños, distantes y distintos, que terminaron por descubrirse cercanos y pares en más de un sentido. Aunque no estoy segura que la literatura de Murakami hubiera sido de tu agrado (de Japón nomás Kurosawa y los gadgets, solías decir), algunos de los personajes, escenarios y, en especial, el lánguido aire de melancolía que recorre su Tokio Blues, me saben tanto a ti y, como al personaje central, me llevan a un viaje en el tiempo en el que más que recordarte, intento traerte a mi lado.

«Sin duda, abril es el peor mes para estar solo. En abril, a mi alrededor todo el mundo parecía feliz. La gente se quitaba los abrigos y charlaba en los rincones soleados, jugaba a la pelota, se enamoraba. Yo estaba completamente solo. Naoko, Midori, Nagasawa: todos se habían alejado de mí» [Watanabe en Tokio Blues de Hakuri Murakami]
Comparto el sentir de Watanabe; ese que antes, cuando lo leí por primera vez, no entendí porque hasta entonces había vivido en la certeza de que para estar solo no existía mejor ni peor tiempo; que estar solo podía doler o no sin importar la época del año en que ocurriese. Pero este abril, como nunca antes, me duele mirar la vida con el peso de tu ausencia. La mañana presagiaba un día luminoso y cálido, coronado por un cielo azul que de tan perfecto e irreal, parecía salido de un lienzo de Magritte; el meteorológico pronosticó una temperatura máxima de 28° C y sin embargo yo me tuve que poner un sweater de lana para atenuar el frío recorriendo mi ser, por dentro y por fuera. Estás loca, habrías dicho. Cierto, las más de las veces yo también lo creo. Por eso te escribo estas líneas inconexas que el correo no te llevará; al hacerlo, quiero creer –cursi como soy- que desde allá donde estés, asentirás en señal de comprensión a mis locuras. Siempre lo hiciste; sin necesidad de mayores explicaciones, sabía lo mucho que me entendías… que nos entendíamos. Ojalá que estas letras cargaran la emoción de antaño y fueran portadoras de noticias, gratas o ingratas, pero diferentes. No es así; no trato de hacer un recuento de mis empeños; sino asir, como agua entre los dedos, el aroma de aquellos días. Me asiste la absurda pretensión de menguar el dolor que aún me produce extrañarte. Es una imprudencia e inmadurez añorarte de esta forma; es una locura sentir cómo el peso de tu ausencia va haciéndose presente, llenándolo todo...

Dicen que después de la tempestad viene la calma; hoy ocurrió al revés. Pasado el mediodía, la luminosidad matutina sucumbió ante la grisura y humedad acarreadas por las primeras lluvias de primavera, inesperadas visitantes que sirvieron de aderezo a tu recuerdo. Fue entonces -tras la lluvia- que la presencia de tu ausencia cobró sentido casi por completo; pero aún me faltaba algo y decidí ir en su búsqueda. Por eso a vine a este sitio; es aquí, en medio del paisaje volcánico, al cobijo de la vegetación agreste, donde el refugio de nuestra memoria se mantiene intacto. Después de caminar unos minutos, me senté en la misma banca de aquella tarde plomiza de agosto, cuando juntos descubrimos más de un reflejo en el melancólico filme que acabábamos de ver, sintiéndonos tan cercanos a esos niños que, en busca de un padre ausente especie de mito contrapuesto a su infancia desprotegida, emprenden un rudo viaje hacia la temprana adultez. Nos reconocimos en más de un pasaje de aquel trayecto, en el cual el par de chiquillos aspirarían bocanadas de una vida nada parecida a los cuentos de hadas, un reverso a los sueños alimentados en sus noches de soledad y frío, cuando creían que cruzar una frontera geográfica significaría dejar atrás el dolor y el vacío, para adentrarse en el paraíso terrenal, en la vida prometida.

Fue un total reencuentro con el pasado; contigo y con las sensaciones de entonces. Tan vívido y real, que por un momento me estremecí como aquella tarde fría y húmeda, cuando tus inmensos ojos azules, más diáfanos que nunca, rompieron en silenciosas lágrimas que gritaban ya no puedo más… mientras yo me sentía la más torpe del planeta, muda ante tu desahogo, incapaz de decir nada que atenuara un poco tu dolor… el dolor de una vida, el vacío que nada ni nadie logró llenar jamás…



...…


imagen: fotograma del film Paisaje en la niebla

48 comentarios:

Canalla dijo...

Zas!!! Lo mejor que te he leído, y aquí "lo mejor" es arbitrario, sin remedio, porque te he leído muchas cosas buenas. Un beso.

virgi dijo...

Me has dejado impresionada.
Es magnífico, Marichuy.
Me llena tu melancolía y esos ojos azules que me miran desde lejos.

Bubu dijo...

Que mravilla, estoy impresionada, realmente maravillada de como escribes y con la intensidad que lo haces, te felicito

Bubu dijo...

Me encantaría invitarte a que conocieras mi blog:

http://www.mydarlingbubu.com/

Te mando un besazo

Ju dijo...

Marichú,

Sólo decir que por aquí suena "Always on my mind" cantada por Elvis, una de las canciones más dulces que conozco...

eso de: little things I should have said and done...

http://www.youtube.com/watch?v=Za8cpM6cGYk

Leo tu texto, y bueno, estos "climas", y sólo tratar de llevarlos lo mejor posible hasta que sane un poco, hasta otro día, hasta otro mes...

Ya lo decía Elliot: April is the cruelest month.

Abrazo grande.

Jul

Ana dijo...

desde el titulo "recuento de tu ausencia"...
creo recordar que el otro dia bromeando te dije "bruja"... este post me ha dejado "al desnudo"...
no se puede describir mejor el estado de animo en el que me encuentro y que quisiera como la prptagonista de tus letras asir como agua entre lso dedos un aroma...
vaya... que tragedia... no se puede...
abrazos Marichuy
=)

QUANTUM dijo...

“Soberana y alta señora:
El ferido de punta de ausencia y el llagado de las telas del corazón, dulcísima Dulcinea del Toboso, te envía la salud que él no tiene. Si tu fermosura me desprecia, si tu valor no es mi pro, si tus desdenes son en mi afincamiento, maguer que yo sea asaz de sufrido, mal podré sostenerme en esta cuita, que, además de ser fuerte, es muy duradera. Mi buen escudero Sancho te dará entera relación, ¡oh bella ingrata, amada enemiga mía!, del modo que por tu causa quedo; si gustares de acorrerme, tuyo soy; y si no, haz lo que te viniere en gusto; que con acabar mi vida habré satisfecho a tu crueldad y a mi deseo.
Tuyo hasta la muerte,
El Caballero de la Triste Figura”


Cuando, en plena adolescencia, vi en el teatro una síntesis de la obra de Don Quijote de la Mancha y percibí con qué intensidad el noble hidalgo amaba a su Dulcinea, aunque ésta sólo estuviese en su mente, me conmovió tanto que tuve que hacer un esfuerzo silencioso para que de entre el público no se escuchara mi sollozo. Al percibir la vida de dicho personaje sentí miedo...me sentí identificado.

Marichuy, con el debido respeto le saludo.

Es por usted desde su blog que vine a parar al honorable blog de EyL. No dudo que cada anfitrión tiene a sus propios seguidores y es visible, Marichuy, que hay que descartar los dedos de las manos para contar los suyos. Así mismo he de declarar que usted es mi anfitriona favorita.

Me sumerjo; por un instante sin ser precavido me dejo llevar en la lectura de tu bello post, me conmuevo nuevamente, procuro mantener a raya las gotitas que brotan de mis ojos, pero éstas hacen caso omiso y se deslizan por mis mejillas. Y así como en el cine que llego a disfrutar harto; como en la música que alcanzo a degustar; así, de igual magnitud, en la lectura de tu bella pluma, en este fragmento atisbado de tiempo me disculpo por usar tu espacio y proyectar mi realidad alterna. Nuevamente le agradezco este bello post.

Marichuy, disfrute el día !!

QUANTUM dijo...

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
En este sol de media noche, !Buenos días¡ donde quiera que estés, amada mía:

Tú, una dama y yo… tan cavernícola; él, que estaría dispuesto a partirse la madre con quien sea, con lo que sea, en donde sea; él, que sin embargo, desearía expresarte un “gruñido” y tú se lo devolvieras con otro igual; y fueses mi hembra, enredar mis dedos en tus greñas y rozar nuestra nariz una con la otra; y juntar nuestras frentes y mirarnos y cerrar los ojos y así volvernos a mirar. Yo, un feroz león que sabe rugir, mas es contigo que soy un inofensivo gatito-sólo contigo-, pues tú eres mi domadora. Yo, que no soy un caballero de verdad y que, en el mejor de los casos, sólo soy un intento de.
Heme aquí, yo tan primitivo. Es por eso que me veo en la necesidad de echar mano de los que saben:

Óyeme como quien oye llover,
ni atenta ni distraída,
pasos leves, llovizna,
agua que es aire, aire que es tiempo,
el día no acaba de irse,
la noche no llega todavía,
figuraciones de la niebla
al doblar la esquina,
figuraciones del tiempo
en el recodo de esta pausa,
óyeme como quien oye llover,
sin oírme, oyendo lo que digo
con los ojos abiertos hacia dentro,
dormida con los cinco sentidos despiertos,
llueve, pasos leves, rumor de sílabas,
aire y agua, palabras que no pesan:
lo que fuimos y somos,
los días y los años, este instante,
tiempo sin peso, pesadumbre enorme,
óyeme como quien oye llover
(…)
-Octavio Paz-

Sabes?! Cuando estoy en plena tormenta no es el paraguas lo que me reconforta sino la imagen de la persona que pudiese estar haciéndome compañía.Un p'tit coin d'parapluie


El seis es un número libre y tú eres mi libertad.

Donde quiera que usted esté, estaremos juntos; en esta vida o en la otra. Le amo, Srta. Poulain.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

eltauromquico dijo...

Abril es el mes más cruel, porque hace crecer lilas de la tierra muerta, enredando la memoria y el deseo.... T.S.Eliot

Aurore Dupin dijo...

Después de haberme dicho muchas veces/
que debía mirar de otra manera
las cosas,/
y que a nada conducía,
o tan sólo a pobreza y paranoia,/
hacer frente al poder organizado/
de los inicuos, tomo nuevamente/
las armas y, en constante desacuerdo/
con el mundo, me enfrento al sincretismo,/
a toda ambiguedad y a la tibieza.

Julio Martínez Mesanza.

La abuela frescotona dijo...

Los grandes amores, no se pueden olvidar, son los que hacen presente el pasado, y cargamos siempre sobre los nuevos romances,no todos tienen la dicha de vivirlo, solo tenemos que recordarlo con gratitud, de que la vida nos eligiera por protagonista.
Dejo un abrazo para ti querida amiga.

Champy dijo...

COMADRE ya sabes que yo soy em mnos indicado en chulearte la forma, y disto de poseer autoridad alguna para juzgarte.
tambien sabes que a mi me mueven más los contenidos que el color o tamaño de la letra, su inclinación ó... Sin tanto rollo. Te quedó chingón. No estoy tan seguro como aquí te dicen que sea tu mejor ponencia en este espacio... A mi llego duro en particular tu Fin de la condena, ambos sabemos los motivos.....de esta bella entrda que hoy atendemos, me mueve mucho la curiosidad...habrá una segunda parte? Chonito al fin y al cabo, me muero de ganas por conocer tal desahogo....que me has puesto a pensar tal cantidad de disparates que por respeto a todo, hoy me abstengo a darle continuidad a tu historia....

No me gustó que tuviera ojos azules. Pero eso, delata pedos severos que aún traigo atorados.

2046

jota pe dijo...

-- Marichuy! Que el cine y la literatura sigan siendo tus fieles amantes!

malbicho dijo...

vaya que provocaste emociones

felicidades

marichuy dijo...

Canalla

Te voy a parafrasear: con ese comentario haces que me ruborice... sin remedio.

Un beso

marichuy dijo...

Querida Virgi

Gracias por tu lectura, tan amable y cercana. La melancolía es una compañera muy persistente (por no decir terca).

Un beso hasta tu isla.

marichuy dijo...

Bubu

Lo maravilloso es que te haya gustado y que le encuentres a este texto más cualidades de las que en verdad tiene.

Un beso

marichuy dijo...

Jules

Uy qué canción más romántica… y tristona. En mi muy personal clasificación, “Always on my mind" entra en la categoría de “para cortarse las venas” y, caprichosa al fin, preferida en la versión de Michael Bublè.

Hermoso ese verso de TS Elliot

"(...) hasta otro día, hasta otro mes..."

O hasta siempre, hasta nunca...

Un abrazo y muchas gracias pro leerme acá

marichuy dijo...

Ana

Jajá, no olvido mi estimada Ana, no olvido que me dijiste que a veces te parecía una bruja por esas coincidencias tan inusitadas.

Qué decir? Suele suceder que en las palabras de otros, encontremos el abrigo o el reflejo que no buscábamos… y pasa más de lo que quisiéramos.

Un abrazo

marichuy dijo...

Quantum

Uff, si el comentario de Canalla me ruborizó, del tuyo no sabría qué decir; demasiado amables conceptos, totalmente inmerecidos, pero muy agradecibles.

Ya he comentado en anteriores ocasiones de mi debilidad por los personajes literarios, cinematográficos e históricos -sean amantes desesperados o anti héroes incomprendidos- que van a contracorriente de todo. En ese sentido, el personaje de Cervantes me resulta conmovedor.

Octavio Paz, por razones ajenas a su Arte, me produce sentimientos encontrados; pero como poeta no hay más que rendirse: magnífico siempre, hasta en este poema que pones, que por meros caprichos del corazón y malos recuerdos, no es de mis favoritos.

Yann Tiersen me gusta mucho; su música –casi toda, porque también tiene una muy interesante fase roquera- me transporta a remansos de plácida evasión.

Saludos

marichuy dijo...

El tauromquico

Gracias por leerme y por traer ese hermoso verso de TS Elliot.

Saludos

marichuy dijo...

Aurore

Ese poema, que sabrán los dioses si su autor lo dedicó a alguien, me gusta como para mí. En eso de mis desacuerdos, no tanto con el mundo en general y sí con las tibiezas y ambigüedades tan de moda. Quizá por ello, hizo que me acordara de una canción de Jasques Brel, azote amoroso sin pudor ni medida donde los haya, "Ne me quitte pas":

«...Yo te inventaré
palabras locas
que tú comprenderás
Yo te hablaré
de esos amantes
que han visto por dos veces
arder sus corazones.
Yo te contaré
la historia de un rey
que murió por no haber
podido encontrarte...»

marichuy dijo...

Querida Abuela

Y hay amores que no necesariamente tienen que ver con la pareja (en su acepción erótico-amorosa) que logran dejar una huella indeleble.

Un abrazo y gracias por su lectura

MauVenom dijo...

Lograste que la primavera dejara entrar las nubes de otoño avanzado que todo lo ponen gris

esto dentro de mí por supuesto... sabes que en mi inamduro contacto con el mundo todo lo hago mío

pero esto que te digo y suena mal no lo es en realida pues sólo se necesitaba de un poco de viento para que sucediera... y muchas veces cuando te leo me haces sentir identificado con algo, con alguien

yo dejé de darle importancia a los recuerdos de la gente pero cuando lo hago suenan así como esto que escribes...

no puedo evitar preguntarme que es lo que la lluvia trae a tus ojos.

(Perdón... hoy ando desordenado)

Besos

marichuy dijo...

Champignon

Me encanta tu desparpajo y claridad. Sabes? Más allá de las distintas miradas que sobre un mismo texto puedan darse, es claro que el elemento que más influye en nuestra percepción, es muy personal y casi siempre visceral. Se trata de lo que nos conecta con lo ahí escrito, lo que de esas palabras logra removernos. En ese sentido, a ti que eres menos azotado que yo en materia del corazón y tal vez más sensible a nuestras taras nacionales y sociales, es entendible que “Fin de la condena” te llegara más duro.

Jajá, lo mejor de tu cometario es la acepción que le das a la palabra de más amplio y diverso significado en el lenguaje mexicano: pocas veces me han piropeado mis letras de manera tan clara y contundente. Gracias.

Lo del color de ojos... Ups, no hay manera de evitarlo: tan azules como el Mar Caribe mexicano donde él no nació.

Besotes

marichuy dijo...

Jota-pechocho

Que los Dioses del Olimpo escuchen tu plegaria.

Besos

marichuy dijo...

Bichi

Bueno, como ya por mail me aclaraste el porqué de tus felicitaciones, te las agradezco doblemente.

Saludos

marichuy dijo...

Mau

Uy qué pena haberte traído nubarrones a tu primavera emocional o sensoria (amén de climática). Pero qué le vamos a hacer, como decía la admiradísima (por mí) que acompañó a un admiradísimo (por ti) Anaïs Nin:

“la memoria, esa gran traidora”

Hay algunos seres afortunados que logran hacer caso omiso de los recuerdos dolorosos. Hay otros, aún más afortunados, que transforman esos recuerdos en algo grato y hasta escriben buenas novelas (Proust o Murakami, por nombrar a un par). Y estamos los simples mortales, a los que no nos queda más que cargar con los recuerdos y a lo mucho, tener la posibilidad de regurgitarlos en busca del alivio.

Un beso

jess dijo...

Abril y Agosto en un mismo texto....

Me encanta el mes de Abril, sin duda alguna, si algún día llego a casarme, será el cuarto fin de semana de dicho mes.

Ni muy caliente, ni nada frío.

Agosto es un mes hecho para aventar nuestra alma al mar.

Qué triste que la vida duela sin remedio alguno.... creo yo que es parte de, pero no el sentimiento principal.

Un abrazo mi estimada Marichuy!!

Lindo mes de Abril. ;)

mario skan dijo...

Me gustó esa declaración de la melacolía y también la música de fondo, que le pone condimento y onda a la lectura.
Un saludos Marichuy

marichuy dijo...

Jess

Abril, por su clima (bueno con estos cambios climáticos, ya hasta en abril el calor puede resultar insoportable), por la luz de sus atardeceres y el florecimiento de todo, es un mes hermoso. Pero como dicen los bellos versos de TS Elliot, tanta vida, esas hermosas flores, resultan un contraste inevitable con los recuerdos tristes.

No sé que pueda ser más triste -irremediablemente triste-: el dolor de una vida o el vacío que nada ni nadie consiga llenar. Y pasa... y no sólo en mis divagaciones o en la literatura de verdad...

Un abrazo

marichuy dijo...

Mario

¿Música de fondo para acompañar esta lectura? Supongo que te refieres a la de mi blog, debió ser "La chanson des vieux amants" de Jacques Brel; tan melancólica en efecto. Ahora sí que... melancolía aderezada con melancolía.

Gracias por tu lectura y comentario

Saludos

Ivanius dijo...

Será que para mí abril es desordenado más que cruel, y lleno de auspicios más que de recuerdos grisazules... O será que se me antojaba un poco de lluvia porque hacía algo de calor, o será la mención de Murakami... Pero tu texto me hizo pensar en que es con mezclas como la que describes que surgen los momentos de escritura fructífera.

Mejor sonrío, y armado de un buen café, con la magia de Ute Lemper en mis oídos, iré por mi libreta...

Salud por eso.

marichuy dijo...

Ivanius

En mi blog, hay una frase para distinguir un apartado de sitios que suelo visitar: "cada quien su cine" (que por supuesto no es mía, sino título de un filme coral). Así es aquí: cada quien su abril, sus recuerdos y sus mezclas. Quizá la lluvia, como apaciguadora del calor, sea una bendición más que una pesadilla... cada quien tendrá su percepción.

Buenos días en compañía de la voz de Brel

Champy dijo...

Mira maldito alemán no me deja soltar un título que este fin me hizo pensarte junto con tu Fin de condena....y lo traigo en la lengua.
recuerdo todo lo que sentí como cinematográficamente te recorde y al instante ví a tu niña y dije oh my god!!!
Y tus pastillitas ya voy en el tercer frasco y no veo mejora.
Así de bella fue la impresión o las lagrimas? Digo digo digo...como nuestro Mar Caribe... o solo fue transparencia si le quitamos lo bello?
Siempre una confesión transparente es bella, el contexto forma las emociones, y las emociones, o la magnitud de ellas son las que le otorgan trascendencia.
Eh la chingada, de todos modos hay que irnos con cuidado!

2046

Sonia. dijo...

ay nena, me apena llegar ahorita, mas te digo que llego a comentar porque de leer uff, me canse de hacerlo con este relato, en serio es muy bueno y me quede asi con la mente en blanco de que cualquier cosa que dijera sonaba fuera de lugar, asi que recibe de mi un gran beso y una felicitancion enorme porque es realmete increible lo que hiciste con tu pluma esta vez.

marichuy dijo...

Champy

Ay tú no logro imaginar qué film pueda ser. Necesito más información (por lo menos quién lo protagoniza o algo así). Bueno, son vitaminas para el cerebro, pero milagros no hacen, jajá (aunque Hugo, el amigo que me las recomendó, decía que le funcionaban perfecto).

Azules, en verdad azules, ¿no puedes creer que alguien tenga ojos de ese color, al tiempo que una mirada diáfana como pocas has visto en tu vida? Las hay, aunque usted no lo crea.

Besitos

marichuy dijo...

Sonis

Qué linda y no tanto por decirme que te pareció muy bueno (demasiada amabilidad de tu parte), sino por el detalle de leerme.

Un beso

Sonia. dijo...

No es mi culpa.. eres adictiva.

[ berna ] dijo...

"Me asiste la absurda pretensión de menguar el dolor que aún me produce extrañarte. Es una imprudencia e inmadurez añorarte de esta forma; es una locura sentir cómo el peso de tu ausencia va haciéndose presente, llenándolo todo..."

Qué tristeza! qué desahogo! qué valentía! que letras!

Esto me encantó marichuyta... todo completico, no sólo la cita de arriba. Todito.
Y me dejas pensando que desearía tener el valor suficiente para escribirle algo así, pero que sí lo leyera.

marichuy dijo...

Sonis

Ups, ese si que es un piropazo "ser adictiva". Gracias

Besotes, querida

marichuy dijo...

Berna

La escritura tiene esa bondad: permite que tanto los grandes poetas y escritores como quienes no lo somos, encontremos en las letras una salida, un desahogo y una cierta forma de alivio a la desazón.

En cuanto al valor para decirlo, supongo que poder hacerlo va en función de cuánto te lastime aún. A veces se necesita dejar que las cosas enfríen un poco (aunque hay quienes prefieren desahogarse casi en plena ebullición)

Un beso y muchas gracias por venir a leerme acá y dejarme este amable comentario

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Benditas manías!!!

Auuuuuuuuuuuuuu la soledad me choca pero ni modo, lo único bueno es que al sirve para encontrarme, pero luego quiero contarle a alguien lo grata que me he enocntrado jajajjaa

marichuy dijo...

Cuentista

Me has hecho reír: "(...) luego quiero encontrarme a alguien, para contarle lo grata que me he encontrado", jajá.

Gracias por venir acá.

SKIZO dijo...

In your honour and in the honour of wall the Writwrs and Poets, I published an ilustration.

le cid dijo...

Me siento mal de ensuciar este muro con mes letras torpes. Solo quiero que sepas que tu soledad me duele. El 7palabras tiene razón... Solo hay otra mujer que ha logrado hacerme llorar frente a la descripción femenina del amor y es Barbara, la cantante francesa, de la cual al leerte me parece escuchar ese "Dis, Quand Reviendras Tu?". Es verdad que el amor es un término femenino. Vano y lamentable es mi esfuerzo por decir algo que valga tus espacios y tus comas...

marichuy dijo...

Le Cid

Hombre cuánta amabilidad en venir acá. Te comentaba de este post, porque creo va en sintonía con la plática que traíamos en tu "Stand by me"; por eso y porque anoche me quedó la idea de que eres un poco desvelado (las ocho de la noche de México son las tres de la mañana allá, ¿no?).

Te agradezco el detalle de venir y decírmelo, pero, sobre todo, tu emoción; eso es algo invaluable para mí. Gran cantante Bárbara.

Saludos y gracias otra vez

Lata dijo...

Ush, sentí harta melancolía... hasta me dieron ganas de extrañar así, qué cosa... absurdo, ¿no? Mejor no extrañar, mejor no, mejor vivirlo y sonreírlo.
He dicho!

Abrazo mi Marichuy.