.
.

25 enero 2010

Mi problema es el agua de río


Por MauVenom




El viento te dobló y terminé abriendo la ventana para ver como te ibas en él, me quedé con preguntas de las que obtuve respuestas crudas y el vacío se llenó de días extraños, hoy no importas, me ocupa el futuro nada más, de vez en cuando sin embargo, regresan las horas en que hicimos de nuestro paso por las ramblas un propósito de vida. Creímos lo que decíamos.

Las calles del centro viejo olían a soledad a veces, a lejanía siempre, el sol usó un amarillo anacrónico sobre las esquinas que encuadran ese río grande como mar integrado al mapa pero aislado del mundo, una ciudad espectro aparecía para nosotros sacada de fotografía sepia manchada de modernidad. Aún guardo el separa libros con frase de Don Mario que me regalaste, la visión del vendedor de mascotas de cuyo sombrero salía un gato hermoso, el portarretratos que compré aquel domingo y nuestro anonimato cómplice que supo ignorar el abismo que siempre supimos existía.

Aprendí hace mucho que algunas verdades se vuelven farsa con el tiempo, a ese descubrimiento sucede confusión, nos resignamos y no habrá juicio que baste, hemos de quedarnos con la memoria si el orgullo no nos vence.

Te dije que lo haría si era necesario, por qué te sorprendió.

Volamos a puerto por capricho mío como lo hicimos a cualquier lugar del mundo o de nuestra relación, Carrasco recibió a estos ignorantes que se consiguieron un ventanal en la Rambla Sur sobre jardines que topan con el agua a la que busqué plata encontrando sólo añil intenso. No supimos que esperar pero qué importaba, nos aliaban las sonrisas.

Los individuos de aquel sitio no perciben el goteo creativo en el que viven aislados de la subasta que ocurre afuera, los envidié ajenos a un siglo sádico, tuve entonces el impulso de quedarme, escuchaste atemorizado y morboso, sandeces, la realidad reclamó parte en el norte que es quien manda.

Estando juntos sobraron lugares prodigiosos y abusamos del cliché, afortunados en eso, nos despedimos dueños de mil anécdotas que sé recuerdas bien, pero de todas ellas la determinante fue esa capital cuya estrechez nos empujo tan cerca uno del otro que nos hizo lo que fuimos. La primavera en octubre, la comida interminable y mi compulsión por hundir en café la ansiedad que el mate no calmó nos vieron robar la ciudad de paredes anchas y nacionalistas involuntarios.

Meses después metimos las manos en las aguas turbias de Siam, mi karma reclamó más locura y me volví incondicional a otra geografía, aquel país pequeño más grande del mundo se volvió pasado pero aún con las coordenadas seguí bajo la sombra de esa bandera rayada. Hoy que apenas te reconozco sopla el viento con el que te fuiste y regresa el olor del Puerto Viejo o las mañanas en la terraza de madera, vuelvo por momentos a aquella noche plena en que vivimos como los tipos que en realidad no somos pero hubiéramos querido ser.

Estoy feliz pues ya no suspiro, reviso mis días y todo es documento.

Durante años culpé al Hudson de haberme educado irresponsablemente; a un niño no se le enseña a creer en apariencias. Hoy le ofrezco una disculpa por la insensatez ya que de adulto, después de aquel accidente austral y algunos otros contagios sé que el problema es el agua de río, me hace daño, me revuelve.

Así que algunas de las mejores mentiras de mi vida las viví en Montevideo.


Derechos Registrados
Safe Creative
Edit work : 1001 255378578



Imagen: Añoranza
Obra del pintor Daniel Alvés


44 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Las mentiras no se viven se sufren y dejan tal daño que te falta vida para olvidarlas.

Sonia. dijo...

que nos pasa a las almas que les duele tanto el recuerdo y nos mata de apoco en poco??.. nos salvan las mentiras que es mejor creer que fueron una realidad, aunque sea triste, aunque sea lejana...


Necesito mas cafeina.

y un abrazo.

Jolie dijo...

Sabemos crear excusas humanas,
y siempre nos podemos inventar las más hermosas,
las mas reales incluso para poder tropezar,
aun teniendo en mi mano la mejor,
ni todas juntas en un solo as
igualarían los dictados del corazón
y la intuicion

Y lo que es más importante;
ninguna de ellas se acercan jamás tanto a lo queremos
la excusa perfecta para ello son lo recuerdos

¿No es esta la mejor excusa?

Hay ciertas excusas que no se hacen presentes
pero se palpan, hay cosas que se asumen y entre tanta excusa
y tanta reflexion
las mentiras te saben a verdad
y en verdad que terminas mintiendote solo

emilio dijo...

Ese río en ese pequeño gran país, esas pequeñas, porque seguro que lo eran, en esa gran capital, Montevideo...
En el traslado te digo que ambos relatos son muy buenos.

Un abrazo.

Ivanius dijo...

Un retrato líquido, con todo lo que implica. Me quedo con la imagen admirable de "el agua a la que busqué plata encontrando sólo añil intenso". Esas palabras no abusan del cliché.

Así son a veces las nostalgias: sutiles paradojas que recreamos incluso para apuntalar las propias fortalezas.

Un abrazo.

QUANTUM dijo...

Una pluma en la honestidad de su naturaleza, siempre tiene algo que decir.

MauVenom, buenos días !!

Imaginando que como camaradas, caminando por un sendero y entreteniéndonos esquibando los charcos; así como jugando con las piedritas del camino le pregunto cuál golosina disfrutaría en el paladar.

" (...) Aprendí hace mucho que algunas verdades se vuelven farsa con el tiempo, a ese descubrimiento sucede confusión, nos resignamos y no habrá juicio que baste, hemos de quedarnos con la memoria si el orgullo no nos vence."

MauVenom, quizás... sea inútil el intento, aun así procuremos disfrtuar el día.

=)

LUMPENPO dijo...

"El viento te dobló y terminé abriendo la ventana para ver como te ibas en él."

Qué manera de empezar este precioso texto por su melancolía. Tan cierto en el espacio que se vive con alguien, tan fugaz, no importa el tiempo. Tu abriste la ventana, en mi caso, ella se fue y yo cerré la puerta. No hay arrepentimientos, amores que se van tenían que irse... Todo es documento.

El agua del río, eso ha de ser.

Abrazos amigo, su texto me ha impresionado, imágenes como pinturas realistas que un pintor incomprendido hace en el oscuro rincón de la vida, en el anonimato de su grandiosa mirada.

marichuy dijo...

Mau

Ese Río Platense que divide países, pero no culturas y mucho menos, quereres. Debe ser el agua dulce que, a diferencia de la salada marítima, acuna los recuerdos, arropa la melancolía y conserva las ausencias.

Acerca de la mentira y de la falibilidad de la memoria, en mi post pasado alguien me decía: “se vale que la realidad sea como la recuerdas”

Será la imagen del Río de la Plata y la melancolía que anida en tu texto, pero me hiciste recordar el filme "El lado oscuro del corazón”

Un beso desde mi ribera

[.fîllэ đэ la иuît.] dijo...

las mentiras, los recuerdos, las farsas y todo lo que conlleva, llenan nustros "espacios", si no es que los dejan más vacios que nunca... pero a veces es bueno dejarse llevar y pensar que las cosas fueron "tal como las recórdamos"... tal vez sea una "hermosa mentira" o una terrile verdad de que el pasado por más lindo u horrendo, finalmente.. ha quedado atrás...

saludos reflexivos (y distantes)
^^

saqysay dijo...

Manu:

Tienes toda la razón en decir: Aprendí hace mucho que algunas verdades se vuelven farsa con el tiempome sucedió. Las mentiras te producen heridas, que ni el paso del tiempo suelen sanar. Siempre queda una cicatriz. Como digo yo, son marcas eternas.

Cariños, reflexivos!!

QUANTUM dijo...

"V"

Esquivar-Esquivando

Ofresco disculpas.

Pelusa dijo...

Don Mau:

Es lo que tienen los recuerdos, que saben implantarnos un detonador oculto y se divierten saltando -y destrozando nuestro ahora- cada vez que lo accionamos sin darnos cuenta... ¡Pero no sabriamos vivir sin ellos! Cuando les descubrimos el detonador, terminamos accionandolo por puro gusto de verlos saltar -y destrozar nuestro ahora- sin pretextos.

"Las mejores mentiras de mi vida"- ese tambien pudo haber sido el titulo, ¿no?

El cono sur... Aun le debo una visita!

Besos viajeros!!!

Pinche Vieja dijo...

La mejor mentira de la vida es la vida misma...

Que pasa cuando alguien te dice la verdad? Simplemente dejamos de existir...

Mi problema no es el agua del río, sino la sal del mar; de ese mar que llevas dentro y no se acaba...

Besos!!

Feliz todo y demás formalidades, luego :)

Alma Rosa dijo...

dicen que lo pasado es pasado pero no es cierto... siempre esta ahì agurdando salir y gritar que a pesar de los suspiros, aire le sobra para soplar.... y mil veces un soplido de esos inmensos que un suspirito que ni calienta..

Reflexiones de Emibel dijo...

Aprendí a valorar el agua de los ríos según fuí madurando.
Aprendí a quedarme con su pureza y a expulsar los residuos.
Un abraz0

Ana dijo...

y yo me pregunto... que embrujo o que realizaste para convertir los recuerdos en mentiras?

besos
=)

MauVenom dijo...

Malquerida

pero hay mentiras que en su momento no lo fueron tanto

sólo que cambian demasiado y con el tiempo su incoherencia con lo que dejan les da ese título y vista

sin embargo, es cierto, de la mentira no se saca nada más que descecpión.

Besos

MauVenom dijo...

Soni mine

habemos almas que tenemos la capacidad de vivir dos veces cada cosa y es por eso que el recuerdo es importante

sólo que la segunda vez que lo vivimos tiene la sombra del presente y otra realidad, eso nos da una visión distinta

yo prefiero vivir de la verdad... pero en ocasiones he vivido mentiras de las cuales no me he dado cuenta.

Beso

Yo siempre necesito más cafeína.

MauVenom dijo...

Las excusas sólo existen para encubrir la realidad que no es suficientemente brillante como para ilusionarnos

no creo que haya excusas hermosas, en todo caso mentiras bien hechas... o verdades poco sustentas que con el tiempo se convierten en eso

estoy de acuerdo contigo en que la intuición, bien usada es el mejor arma... a los dictados del corazon les tengo poco respeto, lo sabes

así es, hay mentiras que saben a verdad porque dos se están mintiendo al mismo tiempo... al final te engañaste a ti mismo

pero, sabes?, las cosas cambian y en ese proceso hacemos que nuestras verdades se tornen mentiras con el tiempo

hacemos que nuestro "para siempre" se torne en un recuerdo de pocos momentos.

Besote

MauVenom dijo...

Emilio

hay relatos que en su momento fueron vida

con el tiempo se convierten un escrito que cuenta lo que se recuerda, lo que se quisiera y lo que no fue.

Gracias por tu amable juicio.

Abrazo

MauVenom dijo...

Iván

mi amigo de la infancia en la adultez.

Un río enorme, enorme al que no se le descubre un Buenos Aires que está del otro lado y mucho menos el color de plata, que al menos en primavera, es azul intenso

me gusta tu visión siempre fuerte y optimista de las cosas, te admiro eso

apuntalaré mi realidad en paradojas que más bien hoy son recuerdos.

Abrazote
maná maná
patipitipi


Así son a veces las nostalgias: sutiles paradojas que recreamos incluso para apuntalar las propias fortalezas.

MauVenom dijo...

eh... el tercer comment era para sweet Jo.

Faltó la dedicatoria.

MauVenom dijo...

Mi querido Quantum

no sé si tenga algo que decir, a veces lo dudo... pero honesto sí soy, lo juro.

me hizo sonreír la pregunta y bien me pude imaginar paseando con el camarada como niños... pero me cuesta trabajo saber que golosina sería... un chocolate muy probablemente, uno con galleta... algo horneado... me gustan los pasteles y las galletas, odio los caramelos

a eso te referías?

en cuanto a lo otro... probablemente tengas razón, quizá sea inútil el intento... procuro, creeme, disfrutar el día... y muy seguido lo logro.

Abrazo

MauVenom dijo...

Lumpenpo

soy tan necio, tan terco, que me toma mucho darme cuenta que cada amor suele ser, a la distancia, algo de lo que uno no debe de arrepentirse

he sufrido en la vida por ser tar estricto

pero leer comentarios como éste me hacen poner las cosas en su lugar y agradecer el haber vivido tanto y bien

en puertas o ventanas al final todo es documento, cierto

el río y más aún el mar lo son también... quizá recuperables aunque con otras historias


Tu juicio a mi texto no sólo es amable si no que me llena de orgullo por venir de un intelectual correcto y experimentado como tú.

Aquí un pintor incomprendido que abraza con mucho afecto a su amigo poeta que lo visita.

MauVenom dijo...

Mari

el agua salada es otra historia... guarda pasiones, es viceral... la de río como bien dices, es melancólica por dulce y quizá porque todavía no llega a su destino

no sé si se vale o no pero la realidad al final es lo que uno recuerda ... quien te lo haya dicho tiene razón, de nuestra vida nadie debería hablar más que nosotros.

Creo que para muchos es inevitable, en algún momento pensar en esas geografías sin recurrir a ese film.

Besos de agua dulce.

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

me gusta eso de que me revuelve, estoy feliz pues ya no suspiro

MauVenom dijo...

[.fîllэ đэ la иuît.]

A veces las cosas fueron tal como las recordamos pero la esencia desapareció

hace que los momentos intensos se conviertan con el tiempo en efemérides de las cuales se extraña la pasión que tuvieron en su momento,la seguridad que nos hicieron sentir

de nosotros dependerá aprovechar para crecer o para obscurecer nuestro presente

esa, precisamente, es la parte más difícil.

Besos, menos distantes.

MauVenom dijo...

Saqysay

las mentiras nos dejan marcas eternas pero (rayando en lo vanal) no todas las cicatrices son desagradables

hay algunas que hacen al individuo más interesante

las mentiras que más dañan en todo caso, son las que nosotros mismos propiciamos con la distracción

creo.

Besote al sur.

MauVenom dijo...

Quantum

ni quien se fije. Usted tranquilo.

MauVenom dijo...

Pelusillo

la parte maravillosa del proceso (si se logra) es cuando esos recuerdos saltan pero ya nada producen

por eso "estoy feliz pues ya no suspiro"

son documento que sin embargo puede ser interesante leer o relatar de vez en cuando si se tiene el medio y los amigos (ustedes) para poner atención a la desconcentración de un escribidor como éste

y sin embargo, amo Montevideo

Besotes viajeros

MauVenom dijo...

Requete amada Pinche Vieja

pa´que finjo

vi tu comment y pegué un salto de emoción que casi ridículo... pero pues... te cyberquiero, ni modo

puede que de todas las verdades la única real sea la que me dices

la vida misma es una mentira... es un conjunto de ellas a las que ponemos nombre, fecha y emoción

pero nada más

tú mi niña... eres una mentira que me gusta

y el mar... el mar es otro asunto... ese me toma más tiempo y mucho más testoterona que los ríos.

Besos juertes... pinche vieja!.

jota pe dijo...

-- en ese rio se puede baniar uno mil veces y de todas salir igual de fresco, como esa letra que nada en recuerdos y pesca karmas por sanar. Gracias Mau!

MauVenom dijo...

Alma

creo que el pasado lo es en sí

pero nosotros no dejamos que se convierta en su totalidad

no sé que tan mal o bien esté eso... no podemos vivir anclados pero tampoco es bueno deshacernos de lo ido

un equilibrio sería lo mejor, tener el pasado como parte de estructura y no como total, no como algo definitivo

sólo pienso.

Beso

MauVenom dijo...

Emibel

eso es lo que me queda ahora

madurar, eliminar lo tóxico y darme cuenta que el cauce sigue

que el aguan no se estanca y la vida menos.

Un abrazo y otro para el amigo Emilio por favor.

MauVenom dijo...

Ana

no sé bien

si fueron los recuerdos que se convirtieron en mentiras

o mentiras que se conviertieron en memoria

cualquiera que sea el caso... hoy son sólo documento... nada queda de las preguntas.

Creo.

Besos

MauVenom dijo...

Cuentos bajo pedido

ahora me ocupo en suspirar por cosas nuevas

espero darme cuenta a tiempo de la verdad a medias... o de la mentira involuntaria

pero sí, estoy feliz por eso, satisfecho... todavía un poco revuelto.

Gracias por venir

MauVenom dijo...

Pato

esos recuerdos y karmas deben aprovechar el agua para purificarse

los ríos avanzan siempre, esa es la parte con la que me quedo

que me puedo ir con ellos y llegar a otro lugar

lo estoy aprendiendo ahora.

Un gusto verte de nuevo y un abrazo fuerte para ti.

QUANTUM dijo...

Sí, una rica golosina; galleta en mi caso sería.

Un abrazo fuerte !!

jess dijo...

¿Qué tal?

No, pues así cómo no voy a tener ganas de conocer Montevideo caray!!

calles estrechas, puertos viejos, verdades que se vuelven farsa....

Creo mi estimado que las verdades nunca se vuelven farsa... somos nosotros quienes nos convertimos en farsantes.

.... y decidimos en qué momento volver a ser verdaderos.

;)

¡Besos sucios galán!

jess dijo...

btw, para Río... el de Janeiro..... pfff y recontra pfff ;)

Deeelicatessen!! jaja!

Canalla dijo...

De verdades y mentiras, realidades y recuerdos, está hecha nuestra vida. Muchas mentiras se originan en la incomodidad de algunas verdades pero ¿qué somos, al paso del tiempo, sino la búsqueda de esa cuota de verdad contenida en una memoria engañosa? Afortunados debemos sentirnos, como dices, si logramos que algo de ella superviva intacta, bien documentada.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

No importa tanto como fueron o son las cosas, sino como las recordamos y las vivimos. Un mismo suceso puede vivirse y recordarse de muchas diversas formas, depende de quien lo viva/recuerde. Al igual que una ciudad puede ser un paraíso para unos y un infierno indiferente para otros.
En cuanto a la mentira... bueno, cuando la verdad es fea a más no poder, mejor una linda mentirijilla ¿no?

SUE.

DIANA dijo...

Me ha quedado un nudo doloroso...
con esas palabras tan llenas de melancolía y de recuerdos...

Me he preguntado, quien eres, quien serás, que escribes de esa manera tus recuerdos?

Y si, coincido en que la vida misma es una enorme mentira que nosotros mismos hemos creado.

Besos!

Diana

SKIZO dijo...

In your honour and in the honour of wall the Writwrs and Poets, I published an ilustration.