.
.

07 enero 2010

Sábanas de miel

por Ivanius
No lo dijiste.

Claro que estoy seguro. Lo habría apuntado de inmediato en el dorso de mi mano, o en la libreta arriera, esa que me acompaña a todas partes, de esquinas dobladas y salpicaduras de tinta.

Más tarde, daría cuenta de ello en el álbum grande, bastante parecido a la libreta pero con más historia, como le corresponde a los afectos que lo originaron y a los sueños que encierra.

Por favor, no llores. Eso me haría ceder a lo que quieras, ya lo sabes. Lo que vendría después lo adivino, hasta creo haberlo escrito en algún trozo de papel que ya no existe, como ese dulce que compartimos a escondidas en mitad de la noche, el que a medio bocado se nos olvidó entre besos y manchó las sábanas... Bueno, a mí se me olvidó.

Estoy seguro de que no lo dijiste. Pero lo harás.


Porque cuando aprendas a hablar, allí estaré yo para enseñarte mi nombre.

"Sábanas de miel" relato de Ivanius. Texto: © Chanchopensante.com. Imagen: Wikimedia Commons.

18 comentarios:

le cid dijo...

Anda! Ahora hasta relatos eróticos!!!

;-)

Jolie dijo...

para esa clase de cosas, siempre es bueno tener ese cómplice para recordárnos cierto sabor

Mara Jiménez dijo...

Mi estimado chancho: ¿Qué te digo yo? Asi nos conmueven las nuevas vidas, con trazos en la lengua de miel y limón.
Un chanchibeso nuevoañero, y harta felicidad para los que están y los que han llegado a la posibilidad suprema.
Su fan suya de usté

jess dijo...

"De la primitiva rosa, sólo nos queda el nombre. Poseemos nombres desnudos." Umberto Eco.

El día que él balbucee mi nombre, invito Möet a todos los escribidores y a los lectores de este blog!!!

Sí que sí!

Saludos Ivanius!

Sonia. dijo...

sabes?, de las cosas que mas disfruto de tu manera de escribir es que invitas a la imaginacion a crear cadenas de relacion para llegar a un punto y cada quien puede hacerle como se le antoje para concluir o llegar al punto que tu quires, es increible y me encanta!
yo pienso que la miel se quita mas facil que pibil.. no era tan descuidado finalmente.. =0p

besitos

Paloma Zubieta López dijo...

Me gustan las perspicacias para empezar el año... algún día pronunciarás el nombre, faltaba más. Mientras tanto, sigamos compartiendo golosinas, a la luz de un buen café (y para no manchar las sábanas) *carcajada*. Lo siento, don Ivanius, fue inevitable seguir la historia, chanchibesos y que este año esté pletórico de letras.

Pelusa dijo...

Contigo he de ser sincera.
Me confundes…
Me sonrojas y luego hasta me avergüenzo de mis pensamientos...
Pero me dejas con sabor a miel en los labios.

Saludos, Ivanius –hoy no me atrevo a dejarte más que eso.

emilio dijo...

Bello relato lleno de sensualidad escondida en esas sábanas.

Bueno y original. Un abrazo.

Canalla dijo...

Yo ya andaba por Queréndaro y tuve que regresarme de aventón.
Casi te vi escurrir el meloso hilito de orgullosa paternidad. Es afortunada esa bebé.
Enséñale pronto a decir jess, y yo pongo los canapés.
Abrazo.

marichuy dijo...

Ivanius

De estas mieles (yo que no son afín a los dulces), sí me gustan. Como Jess ya podrá la champgne y Canalla los canapes, yo pondré los Montecristo o los chocolates... cuando sepa decir mi nombre, jeje.

Abrazo

LUMPENPO dijo...

Si que se juega con la mente de uno, caray. Entonces llega el final para salvarnos y encontrar "cuando aprendas a hablar, allí estaré yo para enseñarte mi nombre." Papá Ivanius, habrá de decir y el mundo girará y será mejor. Que felicidad en medio de la noche, dulce derramado por besos infantiles, que Ivanius tan feliz y este navegante (quesque poeta) lo comparte.

Saludos y yo le busco la carta astral.

Ana dijo...

si, dejas volar la imaginacion... pero de eso se trata cuando se escribe bien...
un enorme abrazo
=)

7 words 7 dijo...

Ivanius' offspring would be a lucky child.

7 words 7 dijo...

As always: short and well crafted tale.

la MaLquEridA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
la MaLquEridA dijo...

Tenía mi comentario muy gracioso para escribirlo y de pronto al ir leyendo a los demás, solo me he quedado con la sorpresa dibujada en el rostro.






:)

MauVenom dijo...

Temo usar palabras cursis porque mancharían tu relato

cuyo logro es opuesto a lo acontecido pues es dulce pero impecable, sin manchas en las sábanas

'conmovedor' es quizá un adjetivo correcto pero pobre pues no alcanzo a expresar mi sonrisa

tienes que estar atento porque aprenderá a hablar y necesitará de tu atención cuando finalmente lo diga.

Abrazo

Ivanius dijo...

le cid: Todo por el placer... de escribir. Saludos.

---

Jo: La complicidad tiene siempre sabores ciertos, para toda clase de cosas.

---

Mara: Tú bien sabes de eso. Otro chanchibeso, con alegría y "fanatismo".

---

Jess: La magia del propio nombre en otros labios es siempre poderosa. Brindemos pues. ¡Saludos!

---

Sonia: Siempre es bueno cultivar (y conectar) la imaginación en letras y miradas. La miel y el pibil se quitan, pero dejan huellas... hasta en la lengua. Besos.

---

Perspicaz: Sigamos las historias, que hay mucha tela (y café) para manchar. Chanchibesos letrerosos.

---

Pelusa: He de ser sincero contigo: Me halagas. Y ese es un sabor del que no me avergüenzo. Un beso sinvergüenza.

---

emilio: Gracias por acudir a degustarlo. Saludos.

---

Canalla: Las vueltas que da la vida... esconden muchos descubrimientos. Tendrá mucho que decir, no lo dudo. Maestros (y canapés) no faltarán. Un abrazo.

---

Marichuy: Bueno, bueno. Festín "habremus". Todo dulce necesita un punto de contraste... para aprender a saborear. Abrazo.

---

Lumpenpo: El mundo ya mejora, mientras la mente se mueve y la alegría se comparte en oleadas de palabras (con carta de navegación, siempre habrá rumbo). Saludos.

---

Ana: Gracias a ti, por tomar la pista de despegue. Otro abrazo.

---

Mr. 7w7: Childhood shared is always a great treasure.

---

Malquerida: Yo también. =)

---

MV: La sonrisa basta... y la atención, por supuesto. Abrazo.